VATICANO – “Anuncio y formación cristiana por una Iglesia totalmente misionera”: el servicio de la Pontificia Unión Misional

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Ciudad del Vaticano – “En los últimos años se han intensificado las actividades de la Pontificia Unión Misional de animación, formación y sensibilización misionera, culminando con el Mes Misionero Extraordinario 2019, que sigue teniendo un fuerte eco. Todo lo que PUM hace hoy en día a todos los niveles, universal o localmente, es un servicio a las Iglesias locales. Siguiendo el espíritu de su fundador, el Beato Paolo Manna, la PUM persigue con fuerza el discurso de la animación y la formación misionera a todos los niveles. Contribuye de forma activa y proactiva al proceso de sensibilización de sacerdotes, religiosos y laicos para la labor evangelizadora de la Iglesia”, así lo ha explicado el padre Dinh Anh Nhue Nguyen, Secretario General de la Pontificia Unión Misional al intervenir en el Seminario de Estudio promovido para los Obispos recientemente nombrados en las circunscripciones eclesiásticas dependientes del Dicasterio para la Evangelización en África, Asia, América y Oceanía.
“Como una de las cuatro Obras Misionales Pontificias – señala el padre Anh Nhue -, la PUM se sitúa junto a las otras tres y camina junto a ellas en la promoción y animación misionera en todo el mundo, como se subraya en el Estatuto de las Obras Misionales Pontificias”.
El Secretario General de la PUM además, informa: “Quisiera destacar el proyecto de una conferencia internacional sobre «Anuncio y formación cristiana para una Iglesia totalmente misionera», centrada en la figura y el servicio de los catequistas en colaboración con la Universidad Pontificia Urbaniana. Esta conferencia servirá para relanzar la animación y la formación de los catequistas. Luego, tenemos la intención de planificar y poner en marcha en un futuro próximo un curso de formación continua dedicado a los catequistas locales, y de organizar con los Directores Nacionales de las OMP varios congresos misioneros allí donde podamos y donde haya necesidad”.
La Pontificia Unión Misional nació el 31/10/1916 gracias a la inspiración del Beato Paolo Manna, misionero del PIME, y con la aprobación del Papa Benedicto XV, con el objetivo de animar y formar a los fieles bautizados en su responsabilidad misionera a través del servicio pastoral de obispos y sacerdotes según el lema “Toda la Iglesia para todo el mundo”.
Inicialmente llamada Unión Misionera del Clero, recibió el título de “Pontificia” por Pío XII en un decreto del 28/10/1956. San Pablo VI, el 05/09/1966, con la Carta Apostólica ‘Graves et increscentes’, definió a la PUM como “el alma de las demás Obras Misionales Pontificias”, destacando especialmente su tarea de “promover y difundir cada vez más en el pueblo cristiano la plena conciencia del misterio de la Iglesia y un espíritu misionero cada vez más activo”.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *