PATRIOTAS POR CHILE

Chile

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS 

 (Actualizadas al 03 de septiembre de 2020)

El Partido Político “PATRIOTAS POR CHILE”, manifiesta como su Declaración de Principios, la siguiente:

  1. Constituirse como una entidad Patriótica que acepta y promueve un ambiente político democrático, en que los ciudadanos de este país, nacidos en esta tierra llamada Chile puedan ostentar el verdadero poder del pueblo y ejercer su absoluta soberanía a través del voto popular, libre y secreto, cumpliendo y aceptando el Contrato Social materializado a través de la Constitución, los poderes del Estado, la autoridad existente, la libertad de expresión, la libertad de prensa, la protección del derecho de propiedad privada, la libertad de asociación, la igualdad ante la Ley y el respeto de los Derechos Humanos. Todo ello con absoluta transparencia, sin abusar del derecho de igualdad y del derecho de libertad, poniendo como un límite inaceptable de sobrepasar, la frontera de la anarquía, el terrorismo, el narcotráfico, la destrucción de la familia, el maltrato animal, el daño al medio ambiente, el aborto en sus tres causales, la tortura, el asesinato, la violación, el estupro o el abuso de menores, la violencia intrafamiliar, la colusión, la corrupción, el soborno o el cohecho, el enriquecimiento ilícito, la prevaricación, la ideología de género, la inmigración ilegal sin control, la xenofobia, el racismo, las ideologías políticas de extremo y la traición a la Patria.

Con la misma convicción, asumimos un compromiso con el fortalecimiento de la democracia y el respeto, garantía y promoción de los derechos humanos asegurados en la Constitución, en los tratados internacionales ratificados y vigentes en Chile, y en las leyes.

  • Representamos los intereses de todos y cada uno de los integrantes de la sociedad, sin distinción de origen, etnia, religión o sexo. Apoyamos y defendemos la valorización, respeto y promoción de la cultura, el lenguaje educado, tradiciones, costumbres e historia de las diversas regiones de Chile.

Sostenemos enfáticamente que, dado nuestro origen natural y espiritual, la vida en su conjunto y el ser humano en particular, nacido o por nacer, poseen una dignidad, libertad y derechos intrínsecos y anteriores a cualquier orden social, jurídico, económico o político.

  • Los que se unen a este Partido, aman una Patria autónoma, soberana e independiente. Con la misma fuerza aman a su familia y la igualdad ante la ley con un sistema único de justicia penal. Una ley que debe ser respetada por quienes gobiernan el país y por quienes administran la justicia. Aquellos ciudadanos que no respeten los derechos ciudadanos, el Contrato Social y los derechos universales del hombre, merecen el más alto repudio de los Patriotas, haciéndose merecedores a que se les exija su renuncia, sean parte del poder ejecutivo, del poder legislativo o del poder judicial, según corresponda o amerite. Es el pueblo y los Patriotas que lo integran, los que tienen el poder y, en ningún caso, quienes fueron elegidos para gobernar desoyendo el mandato popular.
  • Concebimos la educación pública y privada como cooperadora principal de la familia en la formación de la juventud desde la infancia. Apoyamos una reingeniería al sistema docente, partiendo por su formación y remuneración y una adecuada valorización de su actividad. Sostenemos que es un derecho de todos los chilenos el acceso a la educación prebásica, básica y media de calidad, de libre elección y cuyos contenidos educativos no deben violentar a los padres de familia. Sobre todo, cuando se trata implementar una educación basada en la ideología de género y la educación sexual integral. Estimamos que esos temas deben ser abordados por los padres de los estudiantes y que el Estado les debe proporcionar la información y herramientas necesarias para que puedan interactuar con sus hijos.

Con respecto al profesorado de la educación escolar, sea esta de nivel parvulario básico o medio, creemos en la urgente necesidad de reforzar la preparación profesional de dichos docentes y de promover la asignación de un mayor incentivo económico, conforme a sus méritos, reconocimientos, evaluaciones y antigüedad. Del mismo modo, en la formación de los docentes y su malla curricular, se deberá exigir una formación valórica, ética, moral y apolítica, que ponga por delante los intereses generales de una democracia con respeto a los símbolos patrios, históricos y republicanos de nuestro país.

Demandaremos el respeto mutuo entre estudiantes, profesores y apoderados, a través de un protocolo ético de buenas costumbres, de buena educación y un vocabulario, exento de improperios, descalificaciones, violencia e insultos, que deberá ser respetado por todos e implementado y exigido por el Ministerio de Educación. Un sistema de educación reforzado y avalado con toda la disciplina necesaria y con todas las libertades que se pueda o merezcan.

  • Propendemos al desarrollo y progreso de la nación revisando el funcionamiento, tamaño y organización de los Poderes del Estado de Chile, estableciendo como base fundamental la originaria Regionalización del país, revisando, corrigiendo y de ser necesario, impidiendo la creación de nuevas Regiones. Buscaremos la descentralización administrativa incentivando la economía y la producción de recursos a través de la disminución, derogación o la exención de impuestos y leyes especiales para los sectores más aislados del territorio, donde la soberanía nacional así lo requiera. Para ello propondremos un plan nacional de soberanía efectiva que incluya la acción y presencia permanente de las Fuerzas Armadas y de Carabineros de Chile, llegando con sus unidades hasta el último rincón y confines de nuestro territorio, fomentando, en los ciudadanos que viven en zonas aisladas y alejados de los centros más poblados, el orgullo de ser chilenos, de sentirse considerados y protegidos, por el resto de sus compatriotas.
  • Somos un Partido Político que exigirá remuneraciones equilibradas, austeras, éticas y dignas para las autoridades designadas por el gobierno de turno en los tres poderes del Estado y cuyos sueldos provengan de dineros fiscales. Ningún ciudadano podrá percibir una remuneración superior a la del Presidente de la República. El sueldo de un Presidente de la República, deberá ser la mayor remuneración que podrá tener una autoridad del Estado de Chile, entendiéndose como tales, todos aquellos que son designados por cada período de gobierno y que ocupan puestos en el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Ningún funcionario que reciba un sueldo de las arcas fiscales, podrá tener un sueldo superior al de los Ministros de Estado. A su vez, los Senadores, no podrán tener un sueldo superior al de un General o un Almirante y los Diputados no podrán recibir un sueldo superior al de un Coronel o un Capitán de Navío. Lo anterior, teniendo en consideración, que al igual que los integrantes de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad, los Ministros y los Congresistas, están cumpliendo —voluntariamente— con un servicio a su Patria y que es demandado por la sociedad a la cual pertenecen. Una solución similar y paralela se deberá aplicar en los altos cargos del Poder Judicial.

Por su parte, los ex presidentes, no recibirán pensiones vitalicias una vez que abandonen sus cargos y quienes tengan esas pensiones, podrán seguir recibiéndolas, pero ajustadas a la nueva escala de sueldos que se determine. Conforme a lo anterior, y de ahí hacia abajo, se deben establecer los nuevos, razonables y austeros sueldos de todas las autoridades que son designadas, para cada Gobierno, por el Presidente de la República.

  • Reclamamos una revisión completa del Sistema de Salud actual tanto público como privado y los estudios necesarios para buscar una integración o conformación de un solo sistema de salud, igualitario para todos los chilenos, poniendo por delante la dignidad de las personas, por sobre cualquier otra consideración. Buscamos disminuir la brecha en cuanto a la calidad de atención y de las instalaciones sanitarias actualmente existentes entre el mundo privado y el estatal. Del mismo modo, desde el Partido, impulsaremos la construcción, implementación y funcionamiento de las instalaciones de salud con una visión de Estado y no de gobierno, las que por ser obras que requieren varios años de construcción, superan los periodos de la administración de turno y son inauguradas por las administraciones siguientes o a veces por los subsiguientes Jefes de Estado o Ministros de Salud.
  • Destacamos la dignidad y entrega, con su trabajo, de toda una vida a la Patria de los adultos mayores, considerando que es un deber de sus familias, la sociedad y del Estado de protegerlo con leyes que los favorezcan, por sobre el resto de los ciudadanos. Al respecto promovemos un estudio y revisión del sistema de Administración de Fondos de Pensiones para determinar en qué momento y porqué dejó de ser conveniente, como asimismo saber cuáles son las reformas que lo perjudicaron o favorecieron.

Analizado lo anterior, proponer una solución que favorezca en forma definitiva, justa y solidaria a quienes hoy tienen jubilaciones miserables, asegurado siempre, el resguardo de los fondos ahorrados y su debida inversión en proyectos que beneficien el progreso de Chile y no a grupos económicos nacionales o transnacionales. Paralelamente, estudiar un paquete de beneficios que aseguren una vejez digna a todos aquellos adultos mayores que entregaron toda una vida de trabajo por su Patria. Nuestra idea es que los adultos mayores, a lo menos, deben tener salud y movilización gratis.

  • El trabajo es el valor económico fundamental, por sobre el capital o el dinero, expresado en una legislación laboral justa tanto para trabajadores como empresarios. Asimismo, exigiremos el respeto de la propiedad privada y comunitaria y el fomento de la pequeña y mediana empresa.

Buscamos el adecuado punto de equilibrio para que trabajadores y empresarios puedan tener la seguridad de que sus derechos serán protegidos y resguardados para incentivar el emprendimiento sin el abuso de ninguna de las partes y menos de los encargados de dirimir las diferencias, reclamos o denuncias que en esta relación laboral se puedan producir. Para lo anterior, estimamos que el Ministerio del Trabajo y Previsión Social no ha desempeñado una adecuada e imparcial tarea de fiscalización, observándose procedimientos alejados de la ética y moral por parte de quienes deben controlar y denunciar hechos o acciones que atentan contra los trabajadores, los empresarios y también contra la sociedad.

Al respecto, estimamos un permanente estudio y revisión de la legislación vigente y en especial un control a la observancia de ésta, proporcionando herramientas útiles de denuncia, tanto para empresarios como trabajadores, cuando se observe o se tenga conocimientos de actos de corrupción de la autoridad fiscalizadora. Un procedimiento al que también tendrá acceso cualquier ciudadano que sospeche sobre la ocurrencia de un posible delito.

Instaremos por una jornada laboral justa y racional de trabajo, pero al mismo tiempo propondremos las alternativas para que, en la excepcionalidad, existan otros procedimientos, sean estos, mixtos, alternativos, por turnos o sin la presencia permanente de los trabajadores.

Fomentaremos y apoyaremos el emprendimiento nacional, protegiendo el Medio Ambiente, los Parques o Reservas Nacionales y aquellos territorios declarados como Patrimonio Natural de la Humanidad. Impulsaremos el uso de energía proveniente de fuentes renovables y avanzaremos en el apoyo de la carbononeutralidad de Chile. De igual manera pondremos toda nuestra atención al control de la explotación del Litio, asegurando que quede, en su mayor porcentaje, en manos nacionales y no extranjeras. Al respecto solicitaremos una revisión y, si es necesario, buscaremos la forma de anular toda medida que se contraponga a su indebida explotación o que no beneficie en un mayor porcentaje, a la economía nacional.

  1. Valoramos el aporte histórico y permanente de nuestras Fuerzas Armadas Carabineros de Chile y Policía de Investigaciones, en la construcción y protección y desarrollo de la República y no las hacemos responsables del resultado de sus acciones cuando –por una decisión de las autoridades políticas– han debido actuar para preservar el Estado de Derecho, el orden público o la vida institucional del país. Su función es la potestad y autoridad que los propios ciudadanos les han otorgado por delegación, para proteger a quienes quieren vivir en un país ordenado, seguro y con futuro. Una obligación que les demanda la Sociedad y constituye la fuerza legítima del Estado.

Los patriotas están conscientes de la necesidad de cuidar proteger y contar con Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad, como siempre lo han demostrado, altamente profesionales y eficientes, única forma de lograr los años de paz que nos ha permitido un privilegiado desarrollo nacional —por más de 130 años de paz— alejados de la guerra.

Reconocemos en las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad como, las únicas instituciones autorizadas para ejercer la el uso de las armas y de la fuerza, con leyes que aseguren su legítimo empleo, sin menoscabo de su integridad personal y que las protejan de una injusta o posterior persecución judicial, por cumplir con el deber que le demanda la Patria. Valoramos su compromiso Chile, como las únicas instituciones capaces de recuperar la democracia, cada vez que la ineptitud política no ha sido capaz de protegerla.

  1. Gobierno Militar de las Fuerzas Armadas y de Carabineros de Chile y la Constitución Política de 1980. Reconocemos los principios democráticos contenidos en la Constitución de 1980, y que, hasta hoy perduran en el Estado de Chile. Del mismo modo valoramos  los esfuerzos realizados por el Presidente de la República, la Junta de Gobierno Militar y el Gabinete cívico militar que, en acuerdo con la oposición, permitió una transición ejemplar y única de un Régimen Militar a un Gobierno democrático, en un proceso previsto en la propia Constitución de 1980 y en las reformas constitucionales que se realizaron a través de los plebiscitos de octubre de 1988 y de julio de 1989.

Estimamos que los principios de la Constitución de 1980 y las reformas que informan la Constitución del 2005 en actual vigencia, han brindado a Chile,  un desarrollo económico, político y democrático a siete Gobiernos de distinto signo político, cuyas autoridades han sido elegidas en las urnas a través del voto popular de los ciudadanos.

A las más de 60 reformas, que en puridad fueron consensuadas, el PARTIDO “PATRIOTAS POR CHILE”, aspira que se reponga el siguiente artículo de la Constitución de 1980: “todo acto de persona o grupo destinado a propagar doctrinas que atenten contra la familia, propugnen la violencia o una concepción de la sociedad, del Estado o del orden jurídico, de carácter totalitario o fundada en la lucha de clases, es ilícito.”

Del mismo modo exigimos el término inmediato de la injusta e impresentable coexistencia de dos sistemas de enjuiciamiento criminal en el territorio nacional, abogando por la aplicación tan sólo del sistema Procesal Penal que se comenzó a aplicar desde el año 2000, de manera gradual y en todo el territorio de la República el año 2005 en adelante. Es impresentable que coexista con el anterior de carácter inquisitivo, donde quien conducía la investigación era el que debía acusar formulando cargos y, la misma persona que debía fallar, afectando sensiblemente los principios del previo, justo y debido proceso. Numerosos trámites, engorrosos, y lentos, donde la presunción de inocencia no tiene la fuerza y reconocimiento que le reconoce el actual sistema. 

Finalmente, llamamos a todos los Patriotas, sin distinción de origen, cultura, etnia, sexo, situación social o nivel económico, a esos millones de Patriotas desencantados con la mala Política, a adherirse y cooperarnos en la difusión de estos once puntos anteriores apoyando decididamente la organización, formación y posicionamiento del Partido “PATRIOTAS POR CHILE”.

Su estructura, funcionamiento y principios no podrán estar subordinados, ni serán dependientes o afectos a doctrinas foráneas u otras agrupaciones de orden político; tampoco a organizaciones religiosas en particular; a entidades filosóficas o de otro tipo, que sean ajenas o contrarias a los principios establecidos en su creación o a los acuerdos que a futuro adopten sus bases y a las cuales representa.

Fdo.)  “PATRIOTAS POR CHILE”.

          Partido Político en organización.

Revisado y actualizado al 03 de septiembre de 2020.

Advertisements

1 thought on “PATRIOTAS POR CHILE

  1. Me parecen justas y acertadas las propuestas de principios y directrices operativas e ideológicas planteadas, las que comparto plenamente como ciudadano y leal; Oficial de Reserva de nuestro querido y Glorioso Ejército de CHILE ( Siempre Vencedor, Jamás Vencido).
    Muchas gracias por la oportunidad de poder comentar sobre el particular.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *