NI DERECHA NI IZQUIERDA, SOLO CHILE

Actualidad Chile En las redes

FERNANDO THAUBY GARCÍA

NI DERECHA NI IZQUIERDA, SÓLO CHILE

Chile siempre ha sido y es un “modelo” para Sudamérica, un ejemplo a seguir o un desastre a evitar.

Hace no tanto fuimos el primer país del mundo en elegir a un gobierno marxista que tomó el poder en elecciones libres y abiertas democráticas.

Fuimos el primer país en que la gente exigió que las FFAA depusieran a un gobierno marxista que se inició democráticamente y devino a totalitario.

Hasta hace no mucho, fuimos un ejemplo mundial de paz, desarrollo y democracia y lo fuimos teniendo como base el modelo político, económico social que implantó el Gobierno Militar.

La vocación de Chile, -no elegida ni deseada-, es ser un ejemplo a seguir en diferentes áreas, político, cívico, militar, social, de resiliencia y resistencia, de independencia y orgullo.

Es nuestro rol existencial, no podemos evitarlo porque es el propósito de nuestra existencia.

Nuevamente estamos en una encrucijada en la que nos pusimos por nuestra propia voluntad, sabemos que estamos equivocados y mas luego que tarde, deberemos salir de esta borrachera ideológica y volver a la cordura y sensatez.

Es un nuevo desafío que Dios nos pone por delante y debemos enfrentarlo y superarlo con éxito.

Estamos donde estamos y no debe ser sorpresa para nadie, excepto para el pobre Piñera que tiene la sensibilidad de un rinoceronte y que de política no entiende nada.

El dia 18 de Octubre de 2019 a medio día yo era un chileno contento con su vida personal pero muy frustrado con la política y la vida social.

¿Frustrado de qué?

1.- La corrupción ya era insoportable. La izquierda y la derecha unidas eran invencibles.

2.- Los senadores y diputados, un lote incompetente, sobre pagado, prepotentes y dañinos.

3.- Problemas de orden y seguridad que se arrastraban por años sin que lograran ponerse de acuerdo para solucionarlos o al menos, para enfrentarlos: delincuencia, tráfico de drogas, violencia callejera, turbas de criminales que asaltaban farmacias y supermercados, millones tirados a los bolsillos de los santiaguinos que no pagaban el Transantiago.

4.- Un liderazgo gubernamental incompetente. Piñera apareciendo periódicamente para decir tonteras y despropósitos.

5.- Problemas con la educación. Un pozo sin fondo donde se tiraban miles de millones y nada mejoraba. Un enredo descomunal con el CAE de Lagos que nadie enfrentaba. Miles de estudiantes que se graduaban para carreras para las cuales no había empleo y que quedaban endeudados por años y años.

6.- Problemas con la salud. Una enfermedad catastrófica significaba la muerte, la ruina o una atención mediocre o deficiente. Las Isapres se enriquecían con planes incomprensibles que siempre beneficiaban a la empresa y nunca al cliente.

7.- Problemas con las AFP y las Pensiones. Todos convenían en que el sistema tenía fallas pero todos las ignoraban hasta que otros asumieran los costos.

8.- Crecientes dificultades para comprar la primera casa. El alza de los intereses bancarios en el desastroso gobierno de Bachelet impedía a la Clase Media comprar una casa en menos de 20 0 25 años.

9.- La Clase Media se convirtió en el jamón del sándwich. Muy rica para recibir ayuda y muy pobre para salir adelante sola.

Todo sola: educación, casa, salud, previsión. La Clase Media protegida de Piñera fue otra estafa del funesto personaje.

Y los problemas menos concretos pero igualmente ofensivos. La arremetida anticristiana y anti chilena:

1.- A la mala nos impusieron primero el divorcio, luego el aborto libre, luego la homosexualidad como estilo de vida no solo respetable sino honorífico, la pornografía callejera y la mofa y destrucción de los símbolos patrios.

2.- La vulgaridad como declaración ideológica y la prepotencia política y social.

3.- La aparición de chilenos de primera clase, una amplia población presuntamente originaria, “victimas” nuestras a las que habríamos explotados en forma inicua. Chile ha sido una nación mestiza por varios siglos, (el 90 % de los chilenos tenemos sangre mapuche o de otra etnia originaria) pero súbitamente nos impusieron otra visión para culparnos, pero solo a nosotros, el resto de los chilenos, de ahora y antes, pero que si eran de izquierda, no entraban en el lote de los criminales.

4.- Surgieron curiosos grupos étnicos: Los “afrodescendientes” pero no incluyeron a los “chino -descendientes” que eran más numerosos y se incorporaron a Chile en la misma época: la Guerra del Pacífico. Hoy para elegir a 1 Constituyente de derecha se requieren más votos que para cubrir 17 cargos “designados” racialmente.
Los que suprimieron a los Senadores Institucionales designan los Senadores racialmente “designados”.

La próxima vocera de Gobierno, nos propuso como modelo la organización política del Perú; la multi nacionalidad y multi culturalidad de Boliviana y la economía Venezolana. Fidel Castro fue enunciado como el Líder a seguir, el Padre de latino américa.

5.- La burla, la mofa y la vejación a toda autoridad, fuera policial o militar con el apoyo de la Judicatura y la complicidad del Gobierno de Piñera.

Y la derecha?

1.- Ocupada en sus negocios personales, en asegurarse un cupo para continuar en el Congreso, en peleítas internas, en hacerse zancadillas, en vender su voto a la oposición para ganar algo en la pasada y lo mas feo, abandonando y traicionando no solo a los partidos que los eligieron sino que también a sus electores que en su inocencia creyeron sus mentiras y juramentos.

2.- Con sus “territorios” abandonados, sin contacto con la ciudadanía, encerrados en sus oficinas y negocios.

3.- Carentes de ideas, obsoletos e ignorantes del mundo y del Chile actual.

Preparativos “públicos” para el asalto final”

Lo mas visible e insultante, ocurría a vista y paciencia del Gobierno, de la Justicia y con la complicidad de la oposición: Me refiero a las pandillas de delincuentes que por años se tomaron liceos y colegios, –comenzando por el Instituto Nacional -desde donde lanzaron bombas incendiarias a los Carabineros, se rieron de todas las autoridades y practicaron paso a paso la destrucción del Metro de Santiago.

Con la extrema izquierda estudiantil apoyándolos con todo, incluyendo una célebre foto de su Líder, el mechero Boric, pasando bajo el torniquete del Metro Moneda, sin pagar -EVADIENDO- y mostrando a la audiencia delictual como demoler el Metro. TODO ANTE LA IMPOTENCIA, SILENCIO Y COMPLICIDAD DEL OCUPANTE DE LA MONEDA, -que se suponía gobernaba- a modestas cuadras de su oficina, haciéndose el idiota.

Y ASÍ LLEGÓ LA NOCHE DEL 18 DE OCTUBRE DE 2019

Esta parte de la historia no requiere que se la mencione a este auditorio, es conocida y nos avergüenza. Durante una semana vio a nuestro presidente escondido, asustado, perplejo, paralizado.

Para mi fue una afrenta personal: Había votado por él.

¿Cómo me equivoqué tanto?. Mi único descargo es que me dejé llevar por la rutina de seguir a la “Clase Política” a votar por el “Mal Menor”.
Nuestro Líder Nacional escondido, tratando de salvar su pellejo aunque fuera al precio de abandonar a todos los chilenos. Fue patético.
Dejó a las Policías abandonadas a si mismas, no fue capaz de hacerse cargo de la situación, trató de abusar de la obediencia de las FFAA.

La derecha escondida, chupada; la izquierda (¿democrática?) tirando piedras y escondiendo la mano, traicionando -una vez más- a Chile y a la democracia, apoyando bajo cuerda a los terroristas.

La extrema izquierda encabezada por los criminales del Partido Comunista que capitaneaban financiaba y excitaban las turbas de ladrones, asesinos, incendiarios y vagos que siempre rodean y complementan sus bases políticas.

Los Delincuentes Revolucionarios del frente Amplio tratado de simular que ellos eran los que controlaban la situación. La concurrencia del Niño Boric entre patética y ridícula a la Plaza General Baquedano, su concurrencia a hacer bravatas a los militares quedará para siempre en los anales de la cobardía, la deshonestidad y la miseria de los “revolucionarios” chilenos.

Y LLEGAMOS AL 25 DE OCTUBRE DE 2019

Un número impresionante de chilenos marchó por la Avenida Providencia hasta la Plaza Baquedano- 600 mil; 700 mil, 800 mil o mas ciudadanos- marcharon en paz, orden y respeto mutuo.

¿Eran de Derecha o de Izquierda?: Eso no importa, eran ciudadanos que sentían la misma frustración, pena y rabia que yo y que les describía al comienzo: Yo debía haber estado ahí.

No querían revolución, ni violencia ni derrocar a Piñera, No querían un Chile Pluri Racial ni Pluri Nacional, No querían so pretexto de “descentralización” dividir al país en cientos de parcelas de poder controladas por lotes de extremistas organizados;
No querían diluir nuestra nacionalidad en una sopa de grupitos de “hermanos latinoamericanos”.
No querían Justicia por clases, por etnias ni menos por lotes ideológicos.
No querían “Nueva Constitución”.

Querían un gobierno que hiciera políticas públicas que enfrentaran y resolvieran los problemas y dificultades que los aquejaban. Quería acciones concretas para resolver demandas concretas. Quería un estado que cumpliera sus tareas, comenzando por aplicar el Principio de Subsidiariedad en forma correcta.

Subsidiariedad no significa favorecer o subsidiar a los empresarios sino dejarlos trabajar tranquilos, pero controlados para que no abusen de la gente ni de su posición dominante, que no se coludan, no formen monopolios ni vendan malo y caro.

Pero eso no funcionó: hubo abusos y siguen, en los medicamentos, en las Isapres, en algunos productos y servicios.

¿Cuántos empresarios fueron presos por sinvergüenzas?. Ni uno solo, ni una sola vez.

Funcionarios del Estado, de los diferentes Gobiernos, de derecha y de izquierda, cayeron en la corrupción y terminaron asociados a los que debían controlar. Se hizo común que altos funcionarios estatales pasaran directamente de sus cargos de gobierno a los Directorios de Empresas privadas que se suponía debieron fiscalizar.

Solo un ejemplo. Cuando arreció el Covid 19 el Gobierno mandó a la gente a sus casas y les dijo que continuaran sus labores mediante el teletrabajo. Pero las redes de internet estaban construidas para menores prestaciones de las que debía proveer, el servicio era malo, inestable, no cubría las áreas geográficas que debía cubrir.

En breve, los gobiernos se abstuvieron de competir con las empresas de telecomunicaciones, pero, -y eso es lo grave-, también se abstuvieron de controlar el cumplimiento de sus licencias.

¿Quién perdió. El chileno medio que pagó caro por un servicio mediocre.
Asi fue también con la venta de remedios en supermercados y de otras restricciones injustas para la ciudadanía.

PARA ESO no necesario cambiar la Constitución, bastaba con que los funcionarios estatales hicieran su trabajo.

Y ASÍ LLEGÓ EL PLEBISCITO PARA RECHAZAR O APROBAR EL INICIO DE UN PROCESO CONSTITUYENTE.

Con todas “las cocinas” funcionando a full, la Clase Política había logrado llegar a una componenda que les permitiera ganar a todos.

  • Conservar el Poder y sus bien pagados cargos.
  • Abrir nuevos cargos como Constituyentes, que les permitieran iniciar carreras políticas a nuevos postulantes.
  • Blanquear su mala fama y su dejar atrás las críticas implacables de la Ciudadanía.
  • Siendo el Congreso el Poder Constituyente, consiguieron pasar el muerto a otros y ponerse de espectadores donde no recibieran las críticas ciudadanas.

La suprema avivada: Lo que la Clase política imponía ya no eran alternativas de nuevas políticas públicas que resolvieran las demandas de los ciudadanos, sino un diseño para el inicio de un proceso Constitucional que en ningún momento los chilenos pidieron, exigieron, ni aprobaron ni querían.

Y así 18 millones de chilenos fuimos llevados a un Plebiscito a la medida de la Clase Política y sus necesidades: Una vez más: LA IZQUIERDA Y LA DERECHA UNIDAS NO FUERON VENCIDAS Y DOBLEGARON A LA CIUDADANÍA.

La ciudadanía chilena fue dividida entre una parte que aprobaba la ejecución del Plebiscito y otra que lo rechazaba.

Los que aprobaban creían -en su ingenuidad- que así se resolvería el asunto de las políticas públicas deficientes, la corrupción y los gobiernos incompetentes. Una vez más fueron engañados. Los que rechazábamos sabíamos que un nueva Constitución no solucionaba nada, solo lo empeoraba,

Para la “Clase Política” era un plebiscito de ganar – ganar.

DE AHÍ QUE SOSTENGO QUE EL PROBLEMA NO ES DE DERECHA O IZQUIERDA, ES DE LA CLASE POLÍTICA CONTRA CHILE.

El 11 de abril se eligieron los Constituyentes, unas elecciones extrañas en que la derecha mostró su incompetencia política en todo su esplendor. La derecha “tradicional” no pudo elegir peores candidatos ni apoyarlos en forma mas deficiente. Perdió por paliza.

Lo más grave, UNA VEZ MÁS ERRARON EL BLANCO. LA GENTE QUERÍA CAMBIOS DE POLÍTICAS PÚBLICAS y NOS empujaron a dividirnos entre Apoyar o Rechazar que a nadie interesaba.

El 4 de Julio de 2021 se efectuó la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Esta vez el Niño Boric y sus payasos llegaron armados de toda su palabrería ideológica. Kast esbozó algo parecido a Políticas Públicas, especialmente en la áreas de probidad, seguridad, justicia, apoyo a las autoridades policiales, algo se aproximó a lo que la ciudadanía quería… y sorprendentemente, ganó bien, al galope.

El 21 de Noviembre fue la segunda vuelta. El Niño Boric ya había aprendido y esta vez todo fue paz, amor, cambios, solución específica a problemas concretos, malas soluciones, pero era algo. La derecha, siguió el mismo libreto y sumando el inestimable apoyo del Joven Kaiser su discurso otra vez fue incomprensible para el grueso público. Perdió el total de las nuevas votantes que se incorporaron a Boric. Ni por broma se les ocurrió aterrizar en lo concreto.

El Problema, en pocas palabras: La gente común no vota por teorías ideológicas sino por temas concretos que les afectan e importan: Desigualdad; abusos sobre los consumidores; corrupción, Estado deficiente, y eso la derecha lo evade cuidadosamente, en vez de exponer y ventilar toda la mugre, la deja en “suspenso”.

La derecha, estúpidamente dejó que de los 30 años de éxitos de la economía liberal, la extrema izquierda rescatara sólo lo malo y se lo cargara a la derecha, siendo que los más corruptos e incompetentes fueron los gobiernos de izquierda.

Si queremos recuperar el lugar que legítimamente nos ganamos en cuanto a acrecentar el desarrollo y riqueza, que la gente quiere mantener, tenemos que criticar abiertamente la porquería que fructificó por mala gestión de nuestras ideas y por negligencia de la Clase Política, TODA ELLA, DE DERECHA E IZQUIERDA.

No más medias tintas, no más pudores, no más solidaridades espúreas.

Si salimos a las calles, a dar la pelea casa por casa a hablar de realidades y asuntos concretos, saldremos adelante.

La extrema izquierda es incapaz de gobernar, su oferta es demagogia, populismo, fracaso, miseria y violencia.

Es evidente que respuestas concretas A LAS NECESIDADES CONCRETAS, para que sean eficientes y consistentes, sólo pueden darse en el contexto de grandes ideas y propuestas intelectuales y políticas y ellas son materia que interesa casi en su totalidad a grupos sociales reducidos, pero si la renovación de la derecha va en serio, necesitará, no solo un profundo cambio de la elite del sector, sino además, un ensanchamiento de su base intelectual; la formación de una más variada red tecno-profesional sin el lastre estrechamente economicista que viene a reemplazar, y la creación de una extensa capa de personal voluntario a nivel territorial y local que alimente una vinculación de mutuo reconocimiento con personas y comunidades en la base de la sociedad.

FERNANDO THAUBY GARCIA

CUANDO DE DEFENDER LA PATRIA SE TRATA, TODO VALE….

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *