Maquinaria vs. pasión | Por Norberto Peña

Actualidad Política Venezuela

Desde muy joven, cuando inicié en la política universitaria en las filas de Acción Democrática, siempre escuché como las personas de diferentes sectores del estado Monagas hablaban sobre la gran e invencible maquinaria Adeca. Con el transcurrir de los años no solamente llegué a formar parte de la misma, sino que tuve la oportunidad ser parte de la conducción en algunos espacios.

Siguiendo con la metáfora de los motores, la Fórmula 1 nos ha enseñado que una maquinaria por muy moderna y sofisticada no funciona para nada si no tiene un buen piloto y no tiene un equipo los boxes que atiendan y pongan a tono a esa máquina, para lograr esas hazañas organizativas y de sincronización como el récord de la McLaren de 1.8 segundos en la parada de pits. Todo eso es mucho más importante cuando la maquinaria esta envejecida y desmotivada. La combinación de ese trinomio perfecto (Máquina–Piloto-Equipo) es fundamental para ganar la carrera del 22 de octubre.

Durante estas primarias sea hecho evidente que puedes tener una maquinaria, ya sea en el papel o en el inconsciente colectivo consideradopoderosa, pero que sin la pasión de un buen piloto el engranaje de los equipos no va a lograr la victoria. Toda maquinaria política necesita de una constante revisión y actualización.

Siguiendo con la metáfora de la Fórmula 1; todos los equipos tienen carros técnicamente similares, todos tienen los mismos cauchos, pero ¿Qué es lo que hace que un equipo gane? Bueno, el elemento mágico es esa pasión que le pone el piloto o conductora del equipo. La pasión que pone el equipo, la pasión que hace que las personas se resteen y asistan de manera espontánea. Tal como lo ha señalado la gran filósofa Hannah Arendt, la política es percepción y acción. Quizás estos pseudos dirigentes no se han actualizado para entender que la pasión y la espontaneidad se traduce en activa participación y en decidida acción política.

En una situación política con los elementos que hoy la caracterizan como es la ausencia de combustible, el amedrentamiento del Gobierno, la escasa posibilidad de recursos económicos y la dificultad para movilización de personas, si se enfrentan la maquinaria oxidada versus la pasión, indudablemente la pasión gana. La pasión mata a autobús sin gasolina contundentemente, la pasión es el combustible, hace que las personas que apoyan a María Corina se trasladen por sus propios medios.

Siguiendo el ejemplo de Juana, avanzaron hacia la calle Pichincha de la ciudad de Maturín, desbordando y logrando una concentración récord en los últimos tiempos, los números y los cálculos matemáticos precisos así lo demuestran.

La pasión es elemento que diferenció los eventos electorales, ante el mismo hecho que el régimen ha presionado a los choferes contratados para movilización; en uno los choferes de autobuses y moto taxis cedieron a la presión del régimen y en el otro se restearon Con María Corina. Maquinari sin pasión no funciona.

Las cartas están echadas, las maquinarias están encendidas, el 22 de octubre se traza un camino, se traza una ruta hacia el progreso, hacia la libertad, hacia la reconstrucción de Venezuela y hacia la unificación de la familia venezolana. La pasión es la gasolina que nos va a mover espontáneamente haciendo que obtengamos el rotundo triunfo que requiere el país.

Norberto Peña

Secretario político de Vente Monagas

La entrada Maquinaria vs. pasión | Por Norberto Peña aparece primero en Vente Venezuela.

Advertisements