LAS FOBIAS DE SALVADOR ALLENDE

Análisis y Opinión Cartas Chile En las redes
“SALVADOR ALLENDE: CONTRA LOS JUDÍOS, LOS HOMOSEXUALES Y OTROS DEGENERADOS” (Víctor Farías).
Gran acierto editorial de “Áltera” la publicación de esta obra de Víctor Farías, sobre el “inefable” Salvador Allende, mostrando así, por lo demás, nuestro autor, que años antes había publicado una investigación acerca de “Heidegger y el nazismo”, su evidente independencia intelectual. Cosa, a decir verdad, tan poco vista entre los intelectuales, siempre prontos a elevar, contra toda evidencia, contra toda verdad, contra toda racionalidad, su ideologismo como su última lealtad, así tengan que sacrificar y hacer explotar a pueblos y generaciones enteros.
Pero, entonces, y volviendo a este libro de Farías, ¿qué podemos decir respecto de la obra? Nada más que confirmar, tal como lo demuestran página tras página de la investigación de Farías, que la izquierda ha sido siempre y continúa siéndolo, incluso refinando la técnica, una enorme maquinaria, potente y efectiva de publicidad y blanqueamiento, capaz de convertir mediante sus incontables recursos (ideólogos, figuras del espectáculo, cultura popular, etc.), a aquello que ha nacido y ha permanecido perverso, tóxico, siniestro desde su mismo nacimiento, en ícono de la justicia, del progreso, de la libertad.
Ya lo ha hecho con el comunismo, ideología del mal por excelencia, y con sus más mediáticos símbolos: Marx, Lenin, Mao, El Ché, Fidel, Chávez, Allende, y cuando aquello, a la luz del peso de los datos de la historia, es decir, ¡su debacle histórica!, simplemente no le resulta, no hace más que echar mano de aquel subterfugio que tanto réditos le ha dado a través de toda la historia, a saber: Se victimiza, distorsiona la historia, engendra la violencia, inocula el resentimiento, envenena las conciencias y, ahora último, pervierte el curso natural de la naturaleza. Nada importa, con tal de alcanzar la meta de llegar al poder y anquilosarse en él.
Algo que, desde luego, supo muy bien utilizar y explotar Salvador Allende, personaje oscuro y ruinoso, pero convertido por aquella enorme maquinaria de poder, blanqueamiento y publicidad que es la izquierda, en símbolo del progreso, de la justicia, de la libertad. “Miente, miente, miente mil veces, si es necesario, que algo siempre quedará”, se repetía una y otra vez desde “La Internacional”.
Puede ser una imagen de 2 personas
CUANDO DE DEFENDER LA PATRIA SE TRATA, TODO VALE….
Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *