ELIGIENDO ENTRE LOS PEORES

Actualidad Análisis y Opinión Chile En las redes

VOLVEMOS AL DRAMA DE TENER QUE ELEGIR LO MENOS MALO (EN REALIDAD EL DRAMA ES QUE AMBOS SON MALOS)

ELIGIENDO ENTRE LOS PEORES

¿Ossandón o Elizalde?: Expertos analizan quién debe liderar el Senado en medio de cambios que propone la ConvenciónA dos días de que se realice la votación con los nuevos legisladores, los comités parlamentarios aún no llegan acuerdo sobre quién liderará la Corporación y entregará la banda al futuro Mandatario Gabriel Boric.09 de Marzo de 2022 | 11:18 | Por Verónica Marín, Emol49 Los senadores Elizalde, Ossandón y Moreira (UDI). Jonathan Mancilla, El MercurioEl viernes a las 9:00 horas, además de jurar como parlamentarios ante la Constitución, los senadores deberán elegir quiénes integrarán la mesa de la Corporación y determinar así quién será la segunda autoridad del país. De hecho, quien resulte electo o electa deberá ponerle la banda presidencial a Gabriel Boric, quien asumirá en la primera magistratura en el Salón de Honor del mismo Congreso. NOTICIA RELACIONADA Gobernar con un Senado en alerta ante su posible eliminación: El dilema que abrió la Convención para Boric 419 Pero aunque el tiempo apremia, aún no hay acuerdo ente los comités parlamentarios sobre la administración de los próximos cuatro años y mañana será la última sesión de esta legislatura, espacio para que ente todos cara a cara negocien. Lo que sí está claro hasta ahora es que el senador socialista -y timonel de la colectividad- Álvaro Elizalde podría ser la carta de la centroizquierda (sin la Democracia Cristiana que quiere llevar candidato propio) ya que contaría con el apoyo mayoritario de su bancada y podría generar consenso en los otros partidos del denominado socialismo democrático que es la coalición agrupada que está detrás de Boric. Mientras que en Renovación Nacional la carta, tras una elección interna, es el senador Manuel José Ossandón y él mismo ha manifestado su abierto interés en el cargo, que tendrá que liderar el cambio de mando este 11 de marzo. Su problema es que no estaría contando con los votos del actual oficialismo, ya que la UDI podría apoyar al abanderado del PS, aludiendo a que él podría tener la capacidad de defender la institucionalidad del Senado ante un inminente cambio en la Convención Constitucional y podría alinear a parte de la izquierda dentro del órgano constituyente. ¿Senado liderado por la oposición? Más allá de los pasillos de Valparaíso, expertos coinciden en que el próximo presidente del Senado no puede ser de la futura oposición y apuntan al rol estratégico que podría tener elegir a Elizalde, aludiendo además a que más que un tema político, existe una cuestión personal de parte de la UDI para no apoyar al RN. “La estrategia que ha impulsado la UDI es la correcta en el sentido de que en este primer año se requiere un presidente del Senado de la línea política del Presidente de la República, dado que dentro del debate constitucional está la posibilidad de que se elimine el Senado y en la oposición esa propuesta de la Convención Constitucional pasa precisamente por el PS y el Socialismo Democrático”, dijo el académico de la Universidad de Talca a Emol, Mauricio Morales. A su juicio “lo que está viendo la UDI es que se puede armar una tremenda guerra civil dentro del nuevo pacto de gobierno debido a que los senadores socialistas están en contra de esta propuesta que ha venido de la Convención respecto de eliminar el Senado, el PS es parte de esa coalición de gobierno, el PS bien podría comenzar a bloquear los proyectos de ley que vengan desde el Ejecutivo, desde el Presidente Boric, profundizando la crisis de esa coalición. En consecuencia, la lectura estratégica que está haciendo la UDI es la correcta, porque coloca una especie de bomba de tiempo en la coalición de gobierno”. Según dijo, “si es que Elizalde es el presidente del Senado, él va a ser el sepulturero de la institución, pero no se va a dejar mancillar de manera tan rápida, metiendo presión sobre sus convencionales para evitar que desaparezca el Senado y también metiendo presión sobre la coalición de gobierno y el Presidente de la República para que esa medida finalmente aborte. Si es que el presidente del Senado fuese una persona de oposición -como Ossandón- entonces eso le daría más fuerza a los partidos de la coalición de gobierno y también a los convencionales de la coalición de gobierno para insistir y seguir adelante con la propuesta. Entonces colocar a uno de los suyos produce de inmediato la imagen de que hay conflicto en esa coalición de gobierno”. Morales plantea que es Elizalde quien tendría la “mejor muñeca política” dentro de su partido para evitar que la Convención termine por completo con el Senado tal como se conoce hasta ahora y es él además quién podría manejar a la centroizquierda en caso de que Apruebo Dignidad en el órgano constituyente persista con la idea y genere la molestia del bloque y que eso rebote en bloquear la agenda del Ejecutivo. El director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central, Marco Moreno, sostuvo que “el Presidente Boric deberá actuar con pragmatismo dada la fragilidad con la que cuenta en la Cámara de Diputados y el virtual empate que hay en el Senado, y por lo tanto, una interlocución con el PS en esta última Cámara puede contribuir a facilitar un entendimiento con las fuerzas del socialismo democrático y con un Senado con el cual probablemente el ambiente esté más crispado con la eliminación de esta institución en el informe que hemos conocido con la comisión de Sistema Político (de la Convención)”. En ese sentido a su juicio “la figura de Elizalde le permitiría enfrentar de mejor manera ese desafío táctico que significa un entendimiento con una institución que podría desaparecer tal como la conocemos hoy día, pero también y paralelo con eso, el poder tener una mejor interlocución con los senadores y senadoras de lo que se denomina Socialismo Democrático. También una mayor cercanía con la Convención, con los convencionales del Colectivo Socialista podría verse facilitado con el rol que cumpliría Álvaro Elizalde como presidente del Senado, si bien es cierto que estamos hablando de poderes independientes y que Elizalde va a dejar prontamente la conducción del PS, sigue siendo un actor relevante en las relaciones internas que se dan al interior del PS y tiene un ascendiente sobre varios de los convencionales constituyentes del llamado Colectivo Socialista”. El académico enfatizó que “desde ese punto de vista creo que la principal preocupación o interés de Gabriel Boric debiera estar centrado en cómo logra generar mayorías con el oficialismo para poder tener una mejor relación en el parlamento. Ossandón si bien es cierto podría ser un articulador de acuerdos con la oposición, resulta más difícil que pensarlo que sea posible, porque no tiene un ascendiente sobre los parlamentarios de su sector, sobre la UDI y RN como partidos, tampoco. Por lo tanto, creo que la carta de Osssandón es menos funcional para el objetivo táctico de tener una buena relación con el Parlamento y al mismo tiempo con el Colectivo Socialista en la Convención Constitucional”. 11marzo el Senado votará a su nueva mesaA juicio del director de Tuinfluyes.com, Axel Callís, “el presidente del Senado no puede ser de oposición. No solamente por el problema para el gobierno de Boric, sino también porque de aprobarse la nueva Constitución de ahí van a salir una cantidad de agendas legislativas, porque hay que hacer todas las transformaciones y adecuación de instalación de la nueva institucionalidad que va a hacer, me imagino, de cuatro años. Ese cronograma requiere absoluta coordinación. En la posibilidad de que Ossandón vote Rechazo o tenga cualquier reparo, se necesita que si el poder legislativo va a implementar, crea en lo que salió y eso esté en sintonía con el gobierno, sería mucho más complejo que hubiera alguien que no cree en eso. Ese es el principal peldaño para el primer año”. Para él la posibilidad de que Elizalde “defienda” al Senado ante la Convención por la fecha en que sería electo “podría ser demasiado tarde”, pero además “creo que no corresponde que el Senado haga ninguna defensa de nada porque es un poder constituido que no tiene por qué meterse en el poder constituyente, eso es no a lugar. Para eso existen los partidos políticos que son los que deben intervenir, los que tienen expresión dentro de la Convención, esas son las vías por las cuales se debe influir. Pero las defensas corporativas desde los poderes que van a ser modificados o extinguidos no corresponden.”. Respecto a la postura que ha tomado la UDI, Callís señaló que “es más un tema casi personal, yo diría que es un tema de cómo Ossandón ha sido medio díscolo, le ha dado tan duro al modelo, es un senador que estuvo siempre por el acuerdo del 15 de noviembre, yo diría que les están pasando cuentas personales y políticas. Están tratando de que él no sea el que esté en la foto el día viernes no más”

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Nacional/2022/03/09/1048718/ossandon-elizalde-presidencia-senado.html

CUANDO DE DEFENDER LA PATRIA SE TRATA, TODO VALE

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *