El Alzheimer Social, Epstein y sus víctimas!

Actualidad Análisis y Opinión Venezuela

El Alzheimer Social, Epstein y sus víctimas!
AHORA TODO SE PERDONA, TODO SE OLVIDA!

Vivimos en una sociedad que resta importancia a todo lo que ocurre en su entorno. Resta importancia a hechos que en otrora hubieran recibido el rechazo y condena general. Ahora todo es relativo y atrás quedaron los tiempos en los cuales privaba el sentido común, por encima de los vicios de conducta de algunos individuos.

La cultura Japonesa, exitosa a través de la disciplina y el respeto por sus tradiciones y valores morales, se afianza en cuatro pilares o principios para conseguir ese éxito: El buen ser (Disciplina, honestidad, responsabilidad, puntualidad, limpieza, educación). El buen hacer (Hacer todo dentro de la legalidad, pensando en el bienestar de la familia y la sociedad). El Buen tener (Tratar a la sociedad como si fuera un bebé que necesita atención, protección y cuidados constantes) y El buen estar (Felicidad y satisfacción por cumplimiento de metas y propósitos. Conseguido al cumplir los tres primeros principios).

El mundo actual ignora los tres primeros principios. El buen ser, es cosa del pasado para los influenciadores sociales. Y no me refiero a los llamados “Influencers” en las redes, sino al poder político, económico y comunicacional que promueve e impulsa los antivalores de ciertos personajes que son convertidos en referencias sociales, muy malas referencias por cierto; mientras se censura, bloquea o “banea” a quienes promueven lenguaje o contenido de valor para la sociedad.

El buen hacer, es ignorado. Los comportamientos exhibidos, promueven una cultura nociva para nuestros niños: Apología a toda clase de depravaciones que incluyen consumo de estupefacientes, porte de armas y violencia explícita, validar el crimen si lo robado no excede de “cierta suma de dinero”, e incluso la hipersexualizacion y promoción de depravaciones de tipo sexual de distintos niveles, llegando a la pedofilia, incesto, zoofilia y demás.

El buen tener, es inexistente. El tratar a la sociedad como si fuera un bebé es cosa del olvido, a la luz del accionar de los organismos internacionales que promueven el aborto para acabar con la vida de ese bebé, incluso antes de su nacimiento. Todo lo anterior, sin dejar de tener en cuenta la promoción de lo que califico como “Alzheimer Social”. Una práctica según la cual, la sociedad olvida todo tipo de comportamiento negativo, todo escándalo, delito u ofensa, con solo ser validado por el marketing comunicacional.

Un ejemplo de ello, es la exaltación de figuras condenadas judicialmente por delitos cometidos o protagonistas de escándalos u ofensas sociales, que ahora son tomados como referentes. Tal es el caso de una conocida cantante mexicana, en el pasado condenada judicialmente por encabezar una red de tráfico sexual de niñas, a quien ahora presentan como icono del feminismo latinoamericano, por el simple hecho de que un día dijo “Voy a traer el pelo suelto”. Asimismo, es noticia como otro cantante del género Urbano que hacia burlas del conflicto entre Palestina e Israel, generando mucho dinero con el tema “musical” que hacia referencia a la “señorita intelectual” que tenía el área abdominal que “Va a explotar como palestino”. Ese exponente, hoy es condecorado por la prensa y el stablishment comunicacional porque pidió “disculpas”, argumentando que “No sabía lo que ocurría en ese conflicto cuando escribió su canción “Atrévete”. Acaso sucederá lo mismo con el reciente escándalo de la lista Epstein? No lo sabemos!

Sumemos a lo anterior la idiotez. Entendida como la conducta carente de entendimiento o sentido común, e incluso como la conducta engreída y soberbia sin ningún tipo de fundamento, la cual es protagonista en la sociedad de hoy. Es promovida, apoyada e impuesta por El marketing global, para validar toda clase de perversión y olvidar toda clase de ofensas y/o delitos, cuando estos convengan al stablishment que ampara, protege e impulsa a sus protagonistas. Mismos que pueden encontrarse en el mundo artístico, político, económico y hasta religioso.

El Alzheimer Social, tiene como principal víctima a los niños. Inocentes víctimas que no poseen pleno discernimiento y son convencidos por el stablishment para replicar comportamientos que van en detrimento de ellos mismos.
La validación de lo depravado y el olvido del Buen ser, Buen Hacer y Buen tener, nos privará cada vez más del Buen estar. Una consecuencia que, lamentablemente, tendrán que pagar los más inocentes si no hacemos lo que nos corresponde para impedir que ese Alzheimer Social se convierta en Demencia Social.

Los invito a ejercitar la mente y a promover la práctica de los principios arriba mencionados, para enfrentar y derrotar el Alzheimer Social, protegiendo a nuestros hijos para que no se conviertan en sus inocentes víctimas.

Tunnisky Castillo.
Coordinador de Con Mis Hijos No Te Metas Venezuela.
+58 414 4242497
@tunniskycastillo
@conmishijosnotemetasvzla

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *