Derecho de la Victima de Asalto en Chile: Iniciativa Criolla

Análisis y Opinión Chile

Solicito en mi calidad de ciudadano Chileno, la urgencia a trámite de una Ley de Inclusión Delictual para toda Victima de asalto en cualquier gravedad.

El escenario que hoy se repite día a día, es que todo trabajador de este país está política e inminentemente expuesto a ser asaltado, violentado y robado los frutos de su trabajo de modo que, si por una reacción desafortunada la víctima intenta defenderse agrediendo al delincuente, este puede denunciarlo ante la justicia Chilena y terminar arrestada la víctima y condenada, al contrario de su agresor (el delincuente) que podría -inclusive-  gozar de mayores beneficios que aquellos que le resultó de haber robado. Eso opera hoy a vista y paciencia de la gente inteligente y honesta de este país.

Por lo anterior y en defensa de las víctimas, sugiero modificar los beneficios del delincuente y acudir al sentido solidario de la horda y permitir que la víctima pueda participar sin oposición al robo, en una figura jurídica especial en que se le atribuya el tiempo suficiente para que siendo “delincuente transitorio” goce de los derechos de la horda y pueda participar legítimamente del robo de su propia pertenencia. De ese modo, como a un profesor en la ciudad de Concepción le sucediera hace pocos días a tres cuadras de la plaza de armas y a las 15:00h, le habría sido permitido robar su propio Pen Drive y salvada toda la información de su trabajo y quizá, haberse robado también su propio celular.

Sugiero un procedimiento rápido para celebrar rápidamente el acuerdo “víctima-delincuente” en el espacio de tiempo en que se inicia la labor del delincuente y pudiese portarse una aplicación inalámbrica para hacerla con práctica legal y debida pertinencia. Así, proceder hacerlo antes que se suceda la violencia y no posterior dando como resultado que la víctima y/o el delincuente terminen en un olvidado cementerio. Comprendo perfectamente el enorme esfuerzo intelectual a que someteríamos a los ilustres de las cámaras y a sus expertos en jurisprudencia para esta implementación. Lo digo con mucha propiedad por el enorme esfuerzo, descomunal y frustrante, que nos lleva educarles.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *