Declaración del Diputado Gonzalo de la Carrera

Actualidad Chile

Y finalmente todos los más acomodados y con mejor educación le querían negar un triunfo al gobierno y al PC. No querían darle aire a un gobierno ya asfixiado por su incapacidad e incompetencia.

No puedo votar como un comunista !!! Vitoreaban sin meditar que ese argumento era maniqueo e irreal porque podemos votar igual que ellos por razones diametralmente distintas.

Cómo no pensaron que en la extrema izquierda NO tenían nada que celebrar?
Quedarse con la de Pinochet?

Finalmente ni el PC y ni el gobierno fueron a Plaza Disnidá a celebrar, porque habían sido nuevamente derrotados, pero no por la derecha, sino que por la ciudadanía y con la ayuda de unos pocos “llaneros solitarios” patriotas, independientes de los partidos políticos, que incansablemente fueron voceros, mientras eran duramente insultados por sus propios electores y conocidos.

Nunca vió la elite que el gran triunfo de la izquierda era que Boric cumpliera su promesa de campaña y sepultara el modelo neoliberal. Así se garantizaba pasearse los próximos 50 años por el mundo como el nuevo Salvador Allende y como firmante de una constitución socialista e irreversible.

Nadie vio eso!

Las élites socioeconómicas y acomodadas fueron muy miopes y cobardes.

Pensaron en sus negocios en el corto plazo. Tenían la irreal esperanza de que mejorarían algo, sin pensar un poco más y darse cuenta que a Boric le quedaban 2 años de gobierno.

Nadie va a invertir en serio mientras esté amenazada la estabilidad del país, y mientras no se reponga el estado de derecho .

Menos mal no hay guerra porque las elites serían las primeras en entregarlo todo.

Viven con miedo y entregándose al mal menor, sin defender ninguna idea , apegados a sus WhatsApp, sintiéndose que con eso dan una batalla cultural inexistente y aferrados a sus privilegios y comodidades, sin pensar que no todo es dinero.
La patria ya no les importa.

Finalmente, el pueblo fue más sabio.
Ganó nuevamente la libertad.

No habrá un tercer proceso, porque para que exista se necesitan 18 votos de Chilevamos y no creo que Piñera vuelva a intentar manipularlos. Si lo intenta, los parlamentarios no se atreverían a torear al ciudadano sabio, que ya se dió cuenta que la Constitución nunca fue el problema.

Viva Chile libre y soberano.

Gonzalo de la Carrera.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *