CHILE SE FUE AL CARAJO.

Análisis y Opinión Chile


Santiago, 4 de octubre de 2023.

En el Plebiscito del 25 de octubre de 2020, donde se consultó si los chilenos queríamos una nueva constitución, ganó la opción Apruebo por más de un 78%. Previo a ello, en una comida a la cual fui invitado por un pequeño grupo de empresarios, no solo afirmé que ganaría el Apruebo, sino que también lo haría con una gran diferencia. Algo que no gustó y no me creyeron. Entre copas y copas, hicimos una apuesta, la cual gané, pero nunca me invitaron a comer nuevamente, pese a que esa fue la apuesta. Los entiendo. Les dolió y yo creo que aún no se recuperan del golpe. Por mi parte, aunque gané la apuesta y no tuve que correr el riesgo de satisfacer tan exigentes y  experimentados paladares, comprendí y confirmé mis sospechas: mientras más arriba, más desconectados de la realidad.

Lo que pasó de ahí en adelante, solo han sido derrotas tras derrotas, que ha tenido que asumir la supuesta derecha y donde, el único y gran triunfo político, fue desahuciado por el propio gobierno con la ayuda de Chile Vamos. Me refiero al 4 de septiembre de 2022, cuando se rechazó el texto de un nueva constitución, más conocida como “el mamarracho”. Oportunidad en que, ni el Gobierno ni la derecha, cumplieron con poner fin al proceso constitucional, tal como oficialmente lo había establecido el Presidente Boric y la Ministra Vallejo. Algo que está grabado en dos vídeos de ambas autoridades, y de lo cual, ningún Partido Político objetó, salvo el Partido Republicano y el Partido de la Gente.

Y aquí está nuevamente esa mala clase política, de izquierda y derecha, cuyas cúpulas y seguidores más extremos,  viven chaqueteando a los Republicanos. Por su parte, Patriotas por Chile y los Independientes sin color político, esperando conocer el texto para tomar una decisión.

Indistintamente de lo que ocurra el 17 de diciembre, para que lo tengan en cuenta por si alguien quiere hacer una nueva apuesta, lamentablemente creo que ¡Chile se irá al carajo! y el Ministro Marcel, con suerte llegará a fin de año, sobre todo, cuando la social democracia, tome la difícil decisión, de alejarse del desastrozo, inútil e incapaz gobierno de Boric.

Un Gobierno onunista, que se ha desprestigiado frente a la comunidad internacional, dejando atrás un Estado que tenía un peso político, económico y de Relaciones Internacionales, altamente respetables. Algo que fue socavado desde el primer día, por el propio Presidente Boric y el Ministerio del Interior que, entre chambonadas y desaciertos, han destruido la imagen de Chile como un país serio, próspero, respetable y creíble en cuanto a sus políticas internacionales, económicas y de desarrollo. Hoy solo somos un meme o una caricatura sin ningún peso político y estratégico, donde en cada cargo de importancia dentro y fuera del país, abunda la incompetencia y sobra el amiguismo político y el pago de favores. Recordemos tan solo los inadecuados comentarios del Presidente Boric en el ámbito internacional, el desastre del Ministerio del Interior con la filtración de los audios que involucró a Argentina e Inglaterra, los payasos enviados a diferentes países, o no enviados oportunamente, para representarnos, la no participación en eventos internacionales y ahora, quizás qué locura nos espera con los Juegos Panamericanos, rodeado de comentarios negativos sobre millonarias pérdidas de dinero y de instalaciones que aún no se terminan completamente, pero ahí están con la imagen de siempre: Una antorcha una risueña y feliz ministra en el fin del mundo. El meme para las portadas ya está listo, del contenido, la gestión y el resultado, Dios nos pille confesados. Pero la verdad es que ni en el futbol nos respetan.Agreguemos a todo lo anterior el viaje presidencial a China que se inicia este 12 de octubre con un vuelo oficial y varios vuelos comerciales. Un viaje que parte mal y con la preocupación sobre las posibles “metidas de pata” de Presidente, lo que ya se ha hecho una costumbre. La inesperada subida al vuelo de la Ministra Vallejo y un avión presidencial que no es el adecuado para tan largo viaje y con tantos invitados o “galletas”, como diría un mal entrenador deportivo. Esperemos, que no se le ocurra hablar de su amigo Baltazar Garzón, a quien el Gobierno de Pekin no estima o del nuevo conflicto entre Israel, Palestina y el movimiento islámico Hamás, algo que el Presidente Boric no domina ni comprende y al parecer –por los inapropiados comentarios– el Canciller Alberto van Klaveren, tampoco. Esperemos entonces que el Presidente Boric solo se concentre (algo difícil) en el ámbito económico, el motivo principal de este viaje.

Así las cosas, tendremos un fin de año muy agitado o un inico del 2024 con un nuevo cambio de gabinete y con un Presidente secuestrado por el Partido Comunista. Chile, recién comenzará a repuntar, después del domingo 27 de octubre del 2024, cuando, Dios mediante –por que no nos queda ninguna otra salida– el Partido Republicano arrase en la elección de Alcaldes y Consejales y quedemos atento para tomar palco y ver el espectáculo “pre presidenciales”, que dará Carolina Tohá y Camila Vallejo. De Matthei, ni hablar. No le deseo mal y pese a todos sus inadecuados comentarios, espero que siga de alcaldesa de Providencia. 

En esta nueva locura política que se nos viene por delante, creo que la cordura, seriedad, capital intelectual y de masa crítica del Socialismo Democrático, será fundamental y preponderante en la recuperación económica de Chile. Ojalá así lo entiendan ellos.

Por mientras, (por si algún patriota me echa de menos), me alejaré de la contingencia política del día a día y asumiré otros desafíos personales. Así como está la arena política, es muy difícil apostar por la honorabilidad de nadie y peor aún, para defenderse de violentos y groseros ataques de gente cada día más desquisiada que pulula por las redes sociales.

Lo mismo para este Gobierno que ya es incalificable, con un Ministro de Hacienda y un Ministro de Economía que están caros para levantar un café con piernas y que, a vista y paciencia de todos los chilenos, han hecho todo lo posible y lo imposible también, por reventar la economía de Chile. Junto a ellos, un Gabinete de ineptos e inútiles asesores, que día a día avazan en su revolución y no el el desarrollo de Chile. Agreguemos a ello una justicia al servicio de los delincuentes y la venganza del Partido Comunista. Todo lo anterior, en un impune ambiente de violencia, crimen y narco terrorismo desatado en las poblaciones, en los colegios, en las calles, en la macro zona sur y en el norte de Chile, que nos obliga a encerrarnos en nuestros hogares y a vivir con un permanente temor y sin ninguna esperanza de solución por parte de las actuales autoridades, las que al contrario, habilitan los mecanismos para que todo lo anterior ocurra.

Tengo mis esperanzas puestas, en el silencioso valor del voto de los Patriotas y de los ciudadanos independientes sin color político, como también en Republicanos y en el liderazgo de José Antonio Kast y Arturo Squella y, sin ser Republicano, sueño con un triunfo de ese partido, en octubre de 2024 y en noviembre de 2025, pero también comprendo que solos, como Republicanos, la tarea es titánica y yo diría que imposible. Se necesita el apoyo de quienes, siendo de derecha, están decepcionados de las cúpulas de Chile Vamos.

Finalmente, como de sueños no vive el hombre –sin dejar de ser un animal político y sin dejar de ser  cívicamente responsable– para no caer en la tentación de la chimuchina barata de descalificaciones dentro de nuestro propio sector, por ahora, buscaré algo más productivo y valioso en qué ocupar e invertir mi tiempo y si Dios quiere, con mayor fuerza y presencia, nos veremos nuevamente, antes del 17 de diciembre, en cuya oportunidad, previo a esa fecha, desde el corazón de Patriotas por Chile, los invitaré a votar por una u otra opción. Adelanto eso sí, que lo más probable es que sea por la opción “A FAVOR”, pero no me adelantaré hasta no tener un texto oficial. Si otros se quieren adelantar, lo comprenderé. Así es la política. No existen los trajas de sastre a la medida de cada uno.

Christian Slater E.

Patriotas por Chile.

Advertisements