AMÉRICA/REP.DOMINICANA – La Virgen de la Altagracia, “fuente de unidad en los momentos difíciles, mano segura que sostiene en las contrariedades”

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Santo Domingo – “Dios nos da en la Virgen una señal de su cercanía y de la infinita ternura con que Él nos cuida… La Virgen de la Altagracia ha sido para el pueblo dominicano fuente de unidad en los momentos difíciles, mano segura que sostiene en las contrariedades que se presentan en el diario caminar. Con su protección y amparo, Ella nos impulsa a cuidar y mantener encendida la llama de la esperanza que nos legaron nuestros mayores en la fe, y a trasmitirla a los demás con humildad, confiando en la gracia del Señor”. Lo escribe el Santo Padre Francisco en un mensaje enviado al pueblo dominicano con ocasión de la clausura del año jubilar altagraciano, convocado para conmemorar el Centenario de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Altagracia, Madre y Protectora del pueblo dominicano.
Saludando con afecto “a los hermanos y hermanas de la querida República Dominicana”, el Papa recuerda que esta devoción mariana tan sentida “es un signo de las raíces cristianas que caracterizan y dan vida a su tierra. Por eso los exhorto a no desfallecer en su testimonio de fe, a cuidar y fortalecer, con el ejemplo y la intercesión de la Virgen María, su amor por Jesús y por la Iglesia”. Por ello, el Santo Padre invita a “caminar todos juntos, más allá de divisiones y desconfianza, unidos en fraternidad, en la dirección que Jesús indica en el Evangelio”.
La Conferencia Episcopal Dominicana ha proclamado el Año Jubilar Altagraciano, del 15 de agosto de 2021 al 15 de agosto de 2022, con el objetivo de “confirmar el pacto de un nuevo encuentro con la Virgen, revitalizar la fe de los dominicanos y perseguir una fuerte convivencia nacional”. Durante este Año Jubilar, los fieles pueden obtener la indulgencia plenaria en los santuarios e iglesias elegidos por los obispos en sus respectivas diócesis. Además, se realizaron diversas actividades, coordinadas por la Comisión Organizadora Nacional, como encuentros de oración, procesiones, rosarios, la difusión de vídeos en honor a la Virgen de la Altagracia, una representación teatral sobre el origen del culto a la Virgen de la Altagracia, la entrega a cada diócesis de una copia de la imagen de la Virgen .
El 21 de enero, solemnidad de la Reina y Protectora del país, el pueblo dominicano se reunió como cada año en la Basílica dedicada a Ella, en el lugar donde se cree que se apareció. La Basílica se encuentra en el centro de la ciudad de Higuei, y es el complejo mariano más importante del país, así como el más frecuentado por dominicanos y turistas, que acuden en gran número en peregrinación. La fiesta se celebró con la presencia de un número reducido de fieles, en cumplimiento de la normativa sanitaria anti-covid. Ese mismo día, sacerdotes en aviones, barcos y vehículos del ejército, llevando el Santísimo Sacramento y la imagen de la Virgen de la Altagracia, bendijeron al pueblo dominicano durante una hora .
Para la celebración de clausura del Año Jubilar de Altagracia, el Santo Padre Francisco ha enviado como representante suyo a Mons. Edgar Peña Parra, Sustituto de la Secretaría de Estado, que pondrá a los pies de nuestra Madre de la Altagracia el homenaje filial del Papa, simbolizado en la rosa de oro.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *