AMÉRICA/PERÚ – Inmigrantes: se necesitan políticas de inmigración plenas y justas, sin xenofobia ni discriminación en la sociedad

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Lima – “Hacemos un llamado a las autoridades para que implementen políticas migratorias integrales y justas, que garanticen los derechos humanos de estas personas en movilidad, al mismo tiempo que exhortamos a la sociedad peruana a dejar de lado toda actitud de rechazo, xenofobia o discriminación”: es el llamamiento de los obispos peruanos, que con la ocasión de la 108 Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, el domingo 25 de septiembre, se unen al Papa Francisco que en su mensaje invita a “Construir el futuro con los migrantes y los refugiados, poniéndolos en el centro de nuestra acción pastoral”.
La Conferencia Episcopal recuerda que el mundo sigue sufriendo la pandemia del Covid-19, que ha aumentado las disparidades sociales y económicas en el Perú. En particular, “las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de refugio, han visto afectadas su calidad de vida, así como el acceso a derechos como salud, alimentación, trabajo, entre otros”. Los efectos de esta pandemia afectan especialmente a 284 millones de migrantes, según la Organización Internacional para las Migraciones , y a los 89,3 millones de desplazados forzosos en todo el mundo , según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados .
Citando el mensaje del Santo Padre Francisco para la Jornada del Migrante 2022, los obispos peruanos destacan que “la construcción del Reino de Dios requiere la presencia y participación de todos sus hijos e hijas” y exhortan “a saber reconocer el aporte que las personas migrantes y refugiadas realizan a nuestras sociedades”. “Como Obispos del Perú – prosiguen – nos unimos en oración con los más de tres millones de compatriotas residentes en el exterior y con los miles de desplazados internos, animándolos a seguir conservando y fortaleciendo su fe, integrarse, respetar y enriquecer a las comunidades que generosamente los acogen”.
Asimismo, los Obispos se solidarizan con todos los migrantes de diversas nacionalidades presentes en el Perú, especialmente con los migrantes y refugiados venezolanos. El último número del boletín de la Pastoral de la Movilidad Humana de la CEP, publicado en septiembre, informa de que el éxodo de venezolanos representa la mayor crisis migratoria de la historia reciente del continente, con 6 millones de ciudadanos obligados a abandonar su patria para buscar mejores condiciones de vida en los países vecinos. Unos 1.286.464 venezolanos han llegado a Perú y se han presentado 531.000 solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado ante la Comisión Especial del Ministerio de Asuntos Exteriores. Perú ocupa el segundo lugar en el mundo en cuanto a número de residentes venezolanos y el primero en cuanto a solicitudes de reconocimiento de refugiados. Aproximadamente el 90% de los venezolanos en Perú se sostienen con actividades económicas informales, que se interrumpieron tras la pandemia y sólo se están reactivando recientemente.
En su mensaje de la Jornada Mundial, la Conferencia Episcopal agradece y destaca el servicio pastoral y el acompañamiento que realizan muchos agentes de pastoral del país a las personas en movilidad, animándoles a seguir llevando la presencia amorosa de Jesucristo en medio de ellos.
Con motivo de la 108ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, el domingo 25 de septiembre, la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Peruana ha elaborado un subsidio pastoral, inspirado en el Mensaje del Papa, para vivir esta Jornada y promover celebraciones litúrgicas y encuentros culturales en cada iglesia, centro, comunidad, institución local, para crear juntos la “cultura del encuentro”.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *