AMÉRICA/PARAGUAY – Obispos ante las elecciones del 30 de abril: “un gobierno limpio empieza por unas elecciones limpias”

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Asunción – En vista de las elecciones generales del 30 de abril, la Conferencia Episcopal de Paraguay ha publicado el 18 de abril un mensaje en el que apela “a la conciencia de cada elector, especialmente de los cristianos”, y para ello indica 10 temas de reflexión.
En primer lugar, hacen un llamamiento a todos para que sean “responsables de su voto, que representa su compromiso con el sistema democrático”, y a continuación hacen un llamamiento para que cumplan su deber y su derecho a votar “libre y conscientemente”. Seguidamente, el mensaje recomienda no comprar votos, ya que “es ilegal, delictivo y ofende la dignidad de la persona humana”, “un gobierno limpio empieza por unas elecciones limpias”. Sobre el mismo tema, los Obispos piden a los paraguayos “no asociarse a ninguna forma de fraude electoral”, ya que una democracia corrupta se alimenta de trampas, maquinaciones, manipulaciones, falsificaciones y de la codicia del poder sin escrúpulos.
Por ello, el mensaje invita a elegir a quienes todos conocen y respetan por su trayectoria y rectitud de vida , y han demostrado compromiso con el bien de la comunidad. “Que tu voto exprese verdaderamente los valores y virtudes que necesitamos, como sociedad, para lograr el desarrollo del país al servicio de la promoción humana integral”.
Los obispos piden que se respeten las normas electorales y la paz, contribuyendo a la transparencia, la integridad, la seguridad y el desarrollo ordenado de las elecciones. “Esto contribuirá a la legitimidad de los resultados y sentará las bases para el diálogo y la paz social”. Asimismo, recuerdan que “su voto, junto con el de los demás electores, es la expresión de la voluntad de todo un pueblo; los resultados del voto deben comprometer a los que ganan a cumplir las promesas que hicieron”.
En la parte final, el mensaje invita a los paraguayos a ser “ciudadanos integrales y no meramente electorales”, ya que las elecciones no traen automáticamente soluciones a los problemas, por lo que es muy importante que continúe la participación activa de los ciudadanos para el buen funcionamiento de las instituciones democráticas. “Como cristianos estamos invitados a ser ciudadanos del Reino de Dios, un reino de justicia, verdad, paz y amor”. Esto debe llevar a todo al discernimiento “para optar y elegir a quienes dirigirán los destinos del Paraguay en los próximos años”. Por último, se insta a los paraguayos a orar y colaborar para que la jornada electoral se desarrolle en “un clima de respeto, fraternidad y fiesta cívica”.
Según la información recogida por la Agencia Fides, los principales candidatos a la presidencia en las elecciones primarias del 18 de diciembre son Efraín Alegre, de la Coalición por un Nuevo Paraguay, y Santiago Peña, de la Asociación Nacional Republicana , a la que pertenece el actual Presidente Mario Abdo Benítez. El Presidente elegido el 30 de abril asumirá sus funciones el 15 de agosto. Además del Presidente, los paraguayos deberán elegir el 30 de abril 45 senadores titulares y 30 suplentes, 80 diputados titulares y 80 suplentes, 17 gobernadores, 257 miembros titulares y otros tantos suplentes de las juntas departamentales.
Desde hace tiempo los Obispos de Paraguay vienen lanzando llamamientos a la ciudadanía de cara a esta cita electoral, señalando los serios problemas que aquejan a la nación. En el mensaje final de la última asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal , los Obispos llamaron la atención sobre “la importancia y urgencia de una educación accesible y de calidad”, considerando “innegable el estado crítico del sistema educativo nacional”. Otra cuestión urgente que hay que abordar es la acumulación de grandes extensiones de tierra en manos de unos pocos y los continuos desalojos de comunidades indígenas, incluso mediante la violencia. Por ello, los obispos han lanzado llamamientos por “una cultura del bien común, un ejercicio libre y responsable del derecho y del deber de votar, un debate sano y constructivo sobre el futuro de nuestro país”.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *