AMÉRICA/MÉXICO – Migrantes fallecidos en Ciudad Juárez: “una triste realidad que nos interpela, a todos, profundamente”

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Ciudad Juarez – “Una triste realidad que nos interpela, a todos, profundamente, que no nos deja tranquilos”, ha subrayado el obispo de Ciudad Juárez, monseñor José Guadalupe Torres Campos, al celebrar la misa en sufragio de los 39 migrantes muertos la noche del 27 de marzo, hacia las 22 horas, por un incendio declarado en un centro temporal del Instituto Nacional de Migración , en el estado de Chihuahua, en la frontera entre México y Estados Unidos. El Obispo ha insistido en la necesidad de conversión, de cambio, poniendo en el centro a la persona humana y su dignidad.
“Salvar a la persona, ver a la persona, un migrante y un refugiado son una persona, no son un número ni una estadística, sino una persona, un hijo de Dios, y debemos tratarlo como persona, con dignidad, con respeto, con amor”, ha reiterado el Obispo.
Monseñor Torres Campos ha insistido en la necesidad de la conversión: “Tengo que convertirme, yo en primer lugar, tenemos que convertirnos todos, cambiar nuestra mentalidad, nuestras actitudes… no ser egoístas buscando sólo nuestros propios intereses, de cualquier tipo, ideológicos, políticos, individuales, comerciales, personales… ¡tenemos que cambiar, convertirnos!”. Luego ha instado a mirar a “Jesús que es luz, es vida, es salvación, debemos contemplarlo, imitarlo, seguirlo”.
Respondiendo a las preguntas de los periodistas, el Obispo de Ciudad Juárez ha insistido en la urgencia de que se lleve a cabo un proyecto conjunto sobre esta cuestión, así como un cambio en la política migratoria por parte del gobierno federal, responsable de este asunto. Luego ha ratificado la solución de la regularización, “siempre respetando a los migrantes, que son personas”. “Todos somos corresponsables de esta situación”, ha añadido, “por indiferencia, por omisión, por acción…”.
Según informaciones recogidas por la Agencia Fides, los trágicos sucesos aún están siendo investigados por las autoridades. En protesta por su traslado, algunos migrantes detenidos habrían iniciado un motín, quemando algunas colchonetas, pero el fuego pronto se descontroló, causando la muerte de 39 personas y otras 29 heridas, de las cuales unas 12 se encuentran en cuidados intensivos. La mayoría de los migrantes muertos eran hombres de nacionalidad venezolana. En el centro había 68 migrantes de distintas nacionalidades en proceso de reubicación. Los migrantes murieron intoxicados por el humo, ya que, según algunos testigos, los guardias se habrían negado a abrir las puertas.
La fiscalía mexicana ha anunciado que ha identificado a ocho sospechosos considerados responsables de estos trágicos sucesos. Cinco de ellos serían guardias de seguridad de las instalaciones. El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha declarado que los responsables serán castigados “conforme a la ley”, garantizando la transparencia de la investigación y la “no impunidad” de los responsables de la “dolorosa tragedia”.
Los obispos de la frontera entre Texas y México han manifestado su pesar por el incidente y han pedido “la seguridad de nuestros hermanos y hermanas migrantes, ofreciéndoles siempre un trato digno y humano”. La Red Eclesial Latinoamericana y del Caribe sobre Migración, Desplazados, Refugiados y Trata de Personas ha manifestado su “cercanía eclesial, para que el derecho a migrar como a no migrar, sea respetado en todos sus extremos y se logren las condiciones mínimas para una migración en la que prevalezca el respeto a la dignidad humana y caigan las cadenas que privan de libertad a los hombres y mujeres obligados a migrar”.
En la audiencia general de ayer, 29 de marzo, saludando a los peregrinos de lengua española, el Santo Padre Francisco invitó a la oración con estas palabras: «Recemos por los migrantes que fallecieron ayer en un trágico incendio en Ciudad Juárez, México, para que el Señor los reciba en su Reino y dé consuelo a sus familias. Recemos por ellos».

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *