AMÉRICA/MÉXICO – Dos sacerdotes jesuitas son asesinados en una iglesia y sus cuerpos son sustraídos por hombres armados

Catolicismo México

Cerocahui – “Con profundo dolor, os comunico que en la tarde del 20 de junio en Cerocahui, Tarahumara, los padres jesuitas Javier Campos Morales, SJ, y Joaquín César Mora Salazar,SJ, fueron asesinados al intentar defender a un hombre que buscaba refugio en la iglesia y era perseguido por una persona armada. Esto ocurrió en el contexto de la violencia que vive el país”. Así lo escribe el P. Luis Gerardo Moro Madrid SJ, Superior Provincial de los Jesuitas de México, en una declaración enviada a la Agencia Fides. El sacerdote dice que está trabajando con las autoridades federales y estatales para garantizar la seguridad de otros hermanos jesuitas y del equipo pastoral de la parroquia. “Condenamos públicamente esta tragedia y exigimos una rápida investigación y seguridad para la comunidad” concluye, invitando a la gente a unirse en la oración.
El P. Arturo Sosa, Superior General de la Compañía de Jesús, ha dicho en un mensaje: “Esta noticia me ha conmocionado y entristecido. Mis pensamientos y oraciones están con los jesuitas en México y las familias de estos hermanos. Debemos detener la violencia en el mundo y tanto sufrimiento innecesario”.
Monseñor Gustavo Rodríguez, arzobispo de Yucatán y presidente de la Red Ecológica Eclesial Mesoamericana , ha expresado su solidaridad con la comunidad jesuita por el asesinato de los dos sacerdotes, misioneros en la Sierra Tarahumara, Chihuahua. “Que el testimonio de la entrega y la sangre de los padres nos animen a pedir al Espíritu Santo el don de la parresía, esa valentía evangélica, para dar un testimonio firme del Reino de Dios y denunciar con vigor la violencia, la injusticia y las estructuras de pecado que se oponen al proyecto de Jesús de Nazaret”.
El Arzobispo espera que su sangre sea semilla fértil de cristianos comprometidos, y pide a las autoridades justicia, una rápida investigación y garantías de seguridad para la población que llora con dolor, la pérdida de sus queridos pastores.
Según la información recabada por la Agencia Fides, la gobernadora del estado de Chihuahua, Maru Campos Galván, anunció durante una conferencia de prensa celebrada el 21 de junio que las autoridades estatales y federales están realizando todos los esfuerzos posibles para hacer justicia, detener a los responsables y dar seguridad a las comunidades de esta zona. En su habitual conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció la situación de violencia que se vive en la zona del Cerocahui, en la Sierra Tarahumara, en el norte de México, y aseguró que los probables responsables del asesinato ya fueron identificados.
Junto con los dos sacerdotes jesuitas, también fue asesinada una tercera persona. Los cuerpos de los dos sacerdotes fueron sustraídos por las personas armadas, por lo que los jesuitas de la provincia mexicana exigen su devolución. “Hechos como estos no son aislados – afirman los jesuitas -. La sierra tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas. Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos. Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales”.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *