AMÉRICA/HAITÍ – Informe de la ONU: armas modernas introducidas de contrabando en Haití desde Estados Unidos

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Puerto Príncipe – Más de 500.000 armas de fuego ilegales podrían estar en circulación en Haití. Esta es la cifra que se desprende del informe publicado ayer, 3 de marzo, por la UNODC titulado “Haiti’s Criminal Markets: Mapping Trends in Firearms and Drug Trafficking,”. La cifra comunicada se refiere a 2020 y ha sido publicada por la Comisión Nacional para el Desarme, la Desmovilización y la Reintegración . Sin embargo, esta evaluación se considera aproximada; lo que es seguro, afirma la ONUDD, es que “aunque nunca se sabrá el número de armas que circulan en Haití, la gran mayoría de ellas son ilegales”.
“La principal fuente de armas de fuego y munición en Haití se encuentra en Estados Unidos, en particular en Florida”, afirma el informe. Las armas son compradas por intermediarios en los Estados de la Federación que tienen una legislación laxa sobre su venta y luego enviadas a Florida, desde donde toman el camino hacia el Estado caribeño. “Las armas se envían en contenedores directamente desde los puertos del sur de Florida, ocultas en el interior de productos de consumo, equipos electrónicos, ropa de cama, alimentos congelados o incluso en el casco de buques de carga. A su llegada a Haití, la carga se descarga y se transfiere a los usuarios finales a través de una serie de intermediarios”.
Las armas compradas por 400-500 dólares a armeros con licencia federal o en ferias de armas en EE.UU. pueden revenderse por hasta 10.000 dólares en Haití”, señala la UNODC. Las bandas criminales aumentan la demanda de armas más potentes, como fusiles AK47, AR15 y Galil, que alcanzan precios aún más altos. Las propias autoridades estadounidenses han declarado que han constatado un aumento del tráfico ilícito de armas hacia Haití, incluyendo fusiles de precisión incluso en calibre .50 e incluso una ametralladora de cinturón. Armas de guerra utilizadas en los conflictos entre las 150-200 bandas criminales que se calcula que operan en el país.
Otras rutas utilizadas por los traficantes de armas son la vecina República Dominicana y, en menor medida, Jamaica, donde una nota del informe también “ha registrado un aumento de las incautaciones de armas de fuego en los últimos años. Según la policía jamaicana, las incautaciones de armas de fuego en los seis primeros meses de 2022, en comparación con 2021, aumentaron un 37%”.
Haití es un punto de tránsito y clasificación de cocaína procedente de Colombia y destinada a los mercados estadounidense y canadiense, y de cannabis procedente de Jamaica, destinado principalmente al mercado turístico de la República Dominicana.
La economía ilegal parece dominar ahora el país, un fenómeno que va de la mano de la privatización de la seguridad. “Aunque no es posible verificarlo de forma independiente, los especialistas especulan que puede haber entre 75.000 y 90.000 personas trabajando para unas 100 empresas de seguridad privada en todo el país, al menos cinco veces el número de agentes de policía”, afirma el informe.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *