AMÉRICA/GUATEMALA – Día de la Independencia: “El don de la libertad está en peligro cuando el nombre de Dios se mezcla con los intereses de grupo”.

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Escuintla – “El don de la libertad peligra cuando en la ya acelerada carrera política se mezcla el nombre de Dios con intereses de grupos por alcanzar el poder para servirse y no para servir al ciudadano: todo ello termina en el mismo cuadro de corrupción e impunidad”. Es una invitación “a la oración y reflexión sobre la vida de Iglesia y sociedad” en este mes de septiembre, mes de la Patria y de la Biblia, el que lanza Mons. Víctor Hugo Palma Paul, obispo de Escuintla, quien escribe: “agradecer por la patria siempre es un signo de humildad y reconocimiento por el don estar llamados a construir constantemente con misericordia, con justicia y desde la Fe y los valores ciudadanos la tierra Escuintleca”.
En particular el obispo subraya que la Palabra de Dios, celebrada también en este mes en todas las parroquias, la que “nos indica la verdadera libertad: aquella que da el Hijo de Dios y que siendo un don, puede perderse al convertirla en libertinaje” . La Independencia de Guatemala, el don de la libertad, se refiere no solo a aquella emancipación política, sino que es un llamado a la “libertad integral”. “Es decir, junto a las celebraciones, estamos llamados a la reflexión sobre las ‘esclavitudes actuales’ como dice Papa Francisco: el materialismo, la violencia en la familia y fuera de ella, el crimen organizado y el narcotráfico que son también fuentes de violencia en la Costa Sur”.
El obispo de Escuintla se ha detenido también a hablar sobre el “don de la libertad”, que se conserva y aumenta en la práctica de la Fe. “Ese don inicia en la familia, escuela de libertad, de amor, y de respeto” vuelve a señalar Mons. Victor Hugo Palma Paul, que nos enseña a vencer el egoísmo, la infidelidad y el amor al dinero, fuente de todo mal. “Quienes se aprovechan del prójimo y denigran la vida humana, en el fondo surgen de familias desintegradas y que buscan el materialismo cotidiano”.
En la conclusión del mensaje, el Obispo nos invita a preguntarnos, a partir de la Palabra de Dios: “¿soy y somos libres de los dioses materiales del mundo?”. A continuación, invoca la intercesión de Nuestra Señora de los Dolores, que se celebra el 15 de septiembre, día de la Independencia, “modelo de cercanía y de esperanza” para construir una Guatemala distinta, construida en la fraternidad y el perdón, en el culto al verdadero Dios y respeto y cercanía a los más pobres de nuestros hermanos.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *