AMÉRICA/ECUADOR – “Hemos dado el primer paso, Ecuador necesita que sigamos caminando juntos”: se clausuran las mesas de diálogo

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Quito – Cuatro grandes reflexiones y otros tantos desafíos han surgido al final de los trabajos de las “mesas de diálogo” a las que han asistido representantes del gobierno, de las organizaciones indígenas y sociales, de la Iglesia, expertos e invitados, para discutir los principales temas de la vida del país. El documento final resume en estas palabras los cuatro puntos fundamentales que han surgido: “1. Somos un Estado unitario, plurinacional e intercultural. 2. Todos somos responsables del buen funcionamiento del Estado. 3. El poder político está al servicio de los ciudadanos y del bien común. 4. El diálogo es el único camino responsable para resolver los conflictos”.
En cada uno de estos puntos, se indican diferentes desafíos a afrontar. En primer lugar, erradicar todas las formas de colonialismo y hostilidad que buscan fragmentar y oponerse a las diferencias culturales, especialmente de los más débiles. “Nunca enemigos, sino compañeros, hermanos y amigos que comparten una sola patria”. El segundo desafío es educarse no sólo para exigir al Estado el cumplimiento de sus deberes constitucionales y legales, sino también para contribuir a su financiación y progreso. “Es necesaria una formación cívica en derechos y deberes que contribuya al fortalecimiento del Estado ecuatoriano y sus instituciones democráticas”.
Además, el tercer desafío señala que hay que responsabilizar a los políticos y a todos los funcionarios del Estado, para que no sirvan a sus intereses personales o partidistas, sino a las grandes aspiraciones de los ciudadanos, que “muchas veces carecen de lo mínimo para vivir con dignidad, como la falta de trabajo, educación, salud y seguridad, entre otros”. El último desafío es conseguir que en todos los ámbitos de la convivencia humana se aplique una pedagogía que implique un diálogo sereno y transparente, basado en la escucha, la empatía y la cooperación. “En todos los niveles del país tenemos que superar la idea de que hablar con los que piensan distinto para buscar acuerdos significa traicionar el propio punto de vista”.
Tras la movilización general que marco al país durante 18 días, incluso con episodios de violencia, las Actas de Paz firmadas el 30 de junio por el gobierno y las organizaciones indígenas y sociales, preveían el diálogo sobre diversos temas de la vida social, económica y política, pidiendo a la Iglesia Católica que fuese garante. A continuación, se creó una mesa de coordinación y diez mesas técnicas, que han concluido sus trabajos el 12 de octubre .
El documento final firmado por la Presidencia de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, con fecha 14 de octubre de 2022, destaca que los Obispos han aceptado la tarea de garantizar el diálogo en estos difíciles momentos a petición de las organizaciones indígenas y sociales y del Gobierno, pero sobre todo de todos los ecuatorianos, más allá de cualquier diferencia ideológica o política, como hijos de una misma tierra. “Cuando se trata de garantizar la paz, de buscar la justicia, de soñar un nuevo país, vale la pena correr cualquier riesgo, y nadie debería esconderse o auto-excluirse, por miedo a perder el prestigio o el buen nombre”, escriben en el documento.
Además, los obispos reafirman su tarea: facilitar el diálogo, acompañar el proceso y difundir oficialmente los resultados de las mesas de diálogo. A continuación, expresan su agradecimiento a todos los participantes que han intervenido, “con dedicación, paciencia y perseverancia” en este proceso, y concluyen con esta afirmación: “¡Hemos dado un primer paso, Ecuador necesita que sigamos caminando juntos!”.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *