AMÉRICA/COLOMBIA – El Presidente del Celam: inmensas cantidades de dinero a la guerra en vez de invertir en combatir las causas de los conflictos”

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Bogotá – “Lamentamos con profunda decepción como se destinan inmensas cantidades de dinero a la guerra en vez de invertir en combatir con inteligencia y a fondo las causas de los conflictos”: lo ha subrayado el Arzobispo de Trujillo, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte, como Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano , durante el Internacional sobre el desarme en América Latina y el Caribe celebrado el 26 de julio en Bogotá . El esfuerzo para alcanzar el desarme integral en el continente, presupuesto ineludible para la construcción de la paz en América Latina y en el Caribe, supera cualquier diferencia ideológica o religiosa al convocar a católicos, iglesias cristianas y otras confesiones; además de los miembros de la sociedad civil y organizaciones populares.
Refiriéndose a Colombia, Mons. Vidarte ha invitado a todos los católicos y a las personas de buena voluntad a contribuir con su trabajo a la construcción de una sociedad más humana, teniendo presente que el cambio que la nación está actualmente viviendo, ha sido decidido democráticamente en las urnas, y todos deben adherir, sin renunciar a la posibilidad de la crítica constructiva cuando sea oportuno. Ha reiterado además, su disposición como representante de la Iglesia católica en el continente, para aunar esfuerzos y apoyar las mejores políticas para gobernar el país. “Reafirmamos que la palabra y el diálogo nos hacen más humanos y no el recurso a las armas” ha insistido.
El desarme es una de las propuestas centrales hechas durante la Conferencia Eclesial para América Latina y el Caribe efectuada en noviembre de 2021, ha recordado Mons. Vidarte, que ha proseguido: Acoger y llevar a la práctica esta propuesta, implica reflexionar sobre ese querer de Dios para el continente. Discernir sobre la voluntad de Dios para el momento actual, tomando como base el pensamiento del Papa Francisco y en él su reiterada postura frente a la necesidad del desarme lo que justamente es uno de los elementos inspirador de la Alianza por el Desarme.
Para Mons. Cabrejos, los horrores de la guerra en Ucrania constatan la importancia que le dan los Estados a la inversión en armas respecto a la inversión social, por lo que ha recordado que los Pontífices desde Juan XXIII hasta el Papa Francisco han abandonado falsos conceptos según los cuales habían “guerras justas,” reafirmando que los problemas de la humanidad siempre pueden ser susceptibles de solución a través del diálogo, la negociación y la suscripción de acuerdos. El desarrollo de armas nucleares, químicas y biológicas, además de las crecientes posibilidades de las tecnologías han dado a la guerra un poder destructivo que se encuentra fuera de control y afecta muchas vidas inocentes, por lo que no es posible pensar que la guerra es una solución ante esta realidad, sin olvidar que hoy es muy difícil sostener aquellos criterios racionales madurados en otros siglos según los cuales habían guerras justas. “¡Nunca más la guerra!” ha dicho para concluir.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *