AMÉRICA/COLOMBIA – Ante la escalada de violencia en Apartadó: oraciones por la paz y la reconciliación, actos simbólicos de rechazo

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Apartadó – “Ninguna razón justifica la violencia y sus consecuencias en los pueblos, las instituciones y las familias”: lo reitera el “comunicado a la opinión pública y a los hombres de buena voluntad” de la diócesis de Apartadó, en el noroeste de Antioquia, en unión con las demás Iglesias cristianas y las fuerzas vivas de la sociedad civil de Urabá Darién: las organizaciones de comerciantes, empresarios, sindicatos y transportistas, entre otros.
En la declaración firmada por Monseñor Hugo Alberto Torres Marín, Obispo de la Diócesis de Apartadó, se rechaza “el asesinato aleve de jóvenes indefensos que disfrutan en familia de días de descanso; los ataques a las estaciones de policía y el consecuente cierre de establecimientos educativos y la falta de servicios públicos”. Si repudia además, la degradación del conflicto que genera un impacto negativo en la vida social, espiritual, laboral y económica.
El obispo expresa su cercanía y sus sentidas condolencias a los familiares de policías y militares asesinados, además de a las instituciones a las cuales pertenecían y a la población en general asegurando sus oraciones por toda la comunidad, para que el Señor le dé fuerza en estos momentos de angustia y “no permita que perdamos la esperanza”.
“Exhortamos a los grupos y personas que están causando este dolor inmenso a la región y al país – escribe Mons. Torres Marín – para que humanicen el conflicto parando este accionar y utilizando otras alternativas que respetando la vida y cuidando el tejido social, les permita lograr sus objetivos”.
Por último, el obispo pide que, antes de que el nuevo presidente tome posesión de su cargo, se rece por la paz y la reconciliación en todas las iglesias de la región, y se realice un acto simbólico de rechazo a la violencia armada, de solidaridad con las familias que han perdido a sus hijos y “como expresión de la Colombia que queremos construir juntos”.
Según las autoridades, los atentados terroristas contra el Estado en Antioquia se produjeron en Apartadó, Ituango, Ebéjico, Necoclí, Peque, Uramita, Chigorodó, Turbo, Carepa, Santa Fe de Antioquia y Cañasgordas. Como resultado de estos actos, 27 uniformados murieron y más de 40 resultaron heridos por disparos y la detonación de artefactos explosivos.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *