AMÉRICA/COLOMBIA – 24 de junio: Colombia renueva desde hace 120 años la consagración al Sagrado Corazón de Jesús

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Bogotá – La Iglesia católica colombiana ha invitado a participar en la Celebración Eucarística del viernes 24 de junio, a las 11.00 horas, en la Catedral de Bogotá, que será presidida por Monseñor Luis José Rueda Aparicio, Arzobispo de Bogotá y Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, en la que se renovará la Consagración de las familias, las comunidades y toda la nación al Sagrado Corazón de Jesús. La Santa Misa será transmitida por los canales digitales de la Conferencia Episcopal de Colombia y de la Arquidiócesis de Bogotá.
Para vivir con mayor participación esta solemnidad en la que se celebra el misterio del amor y la misericordia de Dios Padre, el Departamento de Liturgia del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano , ha preparado un subsidio litúrgico dividido en cinco secciones: Guía para la celebración de la Eucaristía. Oración de Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús y Oración de los Fieles. Rito para la Consagración del País al Sagrado Corazón de Jesús en la familia o en otras instituciones. Acto de Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús. Letanías del Sagrado Corazón de Jesús.
Como recuerda la nota de la Conferencia Episcopal enviada a la Agencia Fides, la primera Consagración al Sagrado Corazón de Jesús tuvo lugar en Colombia en 1902, por iniciativa del entonces arzobispo de Bogotá, monseñor Bernardo Herrera Restrepo, como súplica para que terminara la “Guerra de los Mil Días”, que había estallado en 1899. Después de tres años de una guerra sangrienta y destructiva, la situación del país empeoraba día a día y amenazaba con convertirse en una catástrofe nacional. El entonces Arzobispo de Bogotá pidió al Jefe de Estado, José Manuel Marroquín, que acudiera al Sagrado Corazón de Jesús para unir a los colombianos. El 22 de junio de 1902, la República de Colombia fue consagrada al Sagrado Corazón de Jesús y se colocó la primera piedra de la Iglesia del Voto Nacional. Cinco meses después de la Consagración, el 21 de noviembre de 1902, se firmó el Tratado de Wisconsin, que puso fin a la guerra.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *