AMERICA/CHILE – La comunidad cristiana en solidaridad con las víctimas de los incendios forestales que han causado hasta ahora 26 muertos, 1.000 heridos, 1.800 sin hogar

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Concepción – “Decenas de muertos, cientos de heridos, incalculables pérdidas materiales, el trabajo de toda una vida convertido en cenizas, muchos sueños truncados y cientos de miles de puestos de trabajo perdidos”: este es el balance parcial de los incendios que han afectado a la población del sur de Chile, en palabras del Arzobispo de Concepción, Monseñor Fernando Chomali, Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Chilena, publicadas por el diario La Estrella de Concepción.
Según los expertos, muchos de estos incendios son provocados, causados por la mano del hombre. “Todos esperamos que sean identificados y juzgados como corresponde”, afirma el obispo Chomali. “Un incendio es devastador, causa mucho daño y miedo, y requiere años de trabajo para recuperar lo perdido. Por otro lado la pérdida de vidas humanas es irreparable”. Por ello, el Arzobispo pide a la sociedad chilena y al Gobierno que se preparen “más y mejor” para afrontar el verano y, sobre todo, que se organicen de otra manera “para evitar que gente sin escrúpulos haga tanto daño”.
Según el Servicio Nacional para la Prevención y Atención de Catástrofes , la ola de incendios forestales que azota el centro-sur de Chile desde la semana pasada ha causado al menos 26 muertos y más de mil heridos. En todo el país hay 260 incendios activos: en 51 casos los bomberos están luchando contra las llamas, 140 están controlados y el resto en observación. Las altas temperaturas, los fuertes vientos y la baja humedad han complicado el trabajo de los bomberos. El Presidente de Chile, Gabriel Boric, presidió ayer una reunión de coordinación con la ministra del Interior, Carolina Toha, y el subsecretario Manuel Monsalve para abordar la emergencia.
El alcalde de la ciudad de Concepción, capital de la región del Bío Bío, una de las más afectadas por las llamas, ha declarado que la mayoría de las personas que han muerto en los incendios no habían querido abandonar sus hogares, a pesar de la orden de evacuación, porque estaban preocupados por los robos que podrían producirse en las casas dejadas sin vigilancia. Por ello, el alcalde ha realizado un llamamiento a las fuerzas policiales, junto con los bomberos, para garantizar la seguridad de los bienes de los ciudadanos. Un balance provisional informa de más de 800 viviendas destruidas por las llamas, con al menos 1.800 personas sin hogar alojadas en refugios de emergencia. Las autoridades han detenido a algunas personas por considerarlas responsables de los incendios.
Ante esta dramática situación, Caritas Chile ha lanzado la campaña nacional «Enfrentemos esta catástrofe juntos» que recauda fondos para responder a las múltiples necesidades humanitarias que están provocando los incendios, trabajando en red con equipos diocesanos, organismos públicos y la sociedad civil. Además de la ayuda de emergencia, los fondos recaudados también se destinan a apoyar la recuperación y reconstrucción posteriores.
Diversas parroquias y comunidades de la Arquidiócesis de Concepción han ido en ayuda de los afectados por los incendios forestales organizando recogida de alimentos, agua, enseres, útiles de aseo, medicamentos herramientas, materiales de construcción. La colaboración de voluntarios se ha multiplicado en los últimos días. El Obispo Auxiliar de Concepción, Monseñor Bernardo Álvarez, ha dado las gracias por la respuesta de la comunidad y ha invitado a “seguir animándonos en espíritu de solidaridad, de verdadera fraternidad cristiana con los hermanos y hermanas que han padecido estas grandes tragedias de los incendios”.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *