AMÉRICA/CHILE – “Justicia y Paz”: dos meses después del referéndum constitucional no hay una propuesta compartida sobre un nuevo itinerario

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Santiago – En el referéndum del 4 de septiembre, los chilenos votaron mayoritariamente en contra del proyecto de la nueva Constitución. El 6 de septiembre, el Presidente de Chile, Gabriel Boric, llevó a cabo una remodelación del gobierno que afectó a cinco ministerios, incluido el estratégico Ministerio del Interior. Los aspectos positivos de la consulta fueron la alta participación, la ausencia de violencia y la aceptación de los resultados. Para el Obispo de San Bernardo, Mons. Juan Ignacio González, miembro del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal, a través del plebiscito, los chilenos lanzaron un grito para ser escuchados, dirigido sobre todo a los políticos .
Dos meses después del plebiscito que rechazó el proyecto de la nueva Constitución, la Comisión “Justicia y Paz” de la Conferencia Episcopal, formada por laicos y laicas, ha publicado una reflexión sobre la situación nacional, lanzando un llamamiento al diálogo y a la amistad cívica a todas las personas de buena voluntad, “en el marco de una crisis política, social y económica que afecta la vida cotidiana de las personas, en especial de los más vulnerables”.
A tres años de la firma del Acuerdo por la Paz Social y del inicio del recorrido para la nueva Constitución, que ha tratado de dar una salida institucional a la grave crisis que afectaba al país, y después del plebiscito de septiembre, “las fuerzas con representación parlamentaria, no obstante haber acordado espacios de diálogo, aún no han logrado entregar al país una propuesta de un nuevo itinerario que permita dotar a Chile de un nuevo pacto constitucional, de vocación mayoritaria y alcance nacional”.
La Comisión “Justicia y Paz” estima como urgente que el diálogo entre los diversos actores políticos pueda llegar a buen puerto, teniendo en cuenta los deseos y aspiraciones expresados por la ciudadanía, subrayando que “Para sentirse en paz, la ciudadanía necesita percibir entendimiento entre sus representantes y líderes políticos”. Y seguidamente reitera: “Para alcanzar amplios acuerdos, se requiere diálogo y apertura para superar posiciones previas. Solo así se podrá alcanzar un consenso por el bien común de Chile”.
Citando la exhortación del Papa Francisco en “Fratelli tutti” a construir una “cultura del encuentro”, el documento subraya que “Hoy es el tiempo del entendimiento, de la escucha, del diálogo, con humildad y generosidad. Ponerse de acuerdo, para avanzar en democracia y respeto a la dignidad de la persona humana. No debemos tener miedo de escuchar a la otra persona, con respeto…”
En la parte final, “Justicia y Paz” pide que se cuiden las instituciones y la comunidad política, “relacionándonos con honestidad y verdad, sin manipulación de la información o noticias falsas”, porque sólo así tendremos la certeza de construir un futuro en democracia, donde podamos vivir en justicia y paz. Las redes sociales, por su estructura, han contribuido a la falta de diálogo y a la difusión de noticias falsas, “factores atentan contra la democracia”, por esta razón invitan a los Medios de Comunicación y a los usuarios de las redes sociales a estar alertas y verificar la veracidad de la información que transmiten. El llamamiento final se dirige a las comunidades cristianas y a otras confesiones, a las organizaciones sociales, a los partidos políticos y a diversos grupos sociales, a los sindicatos, a las universidades, a las ONG y a otros grupos sociales para que conversen “sobre estos contenidos, y reflexionen cómo cada una y cada uno podemos aportar a la justicia y a la paz en nuestro país”.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *