AMÉRICA/CHILE – Instituciones y organizaciones de Iglesia y Estado en la misma mesa para abordar el drama de los inmigrantes

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Santiago – Los Obispos chilenos durante un encuentro con representantes del Estado y de la sociedad civil han expresado su gran preocupación por las dificultades a las que se enfrentan cientos de inmigrantes, especialmente los más vulnerables, para regularizar su situación frente a una ley considerada “inflexible”.
A la reunión, que ha tenido lugar en las dependencias de la Conferencia Episcopal de Chile, en Santiago, han asistido los Obispos del Comité Permanente, que la han convocado, y los representantes de la División de Migraciones de la Dirección General de Asuntos Consulares, Migratorios y Chilenos en el Exterior; del Departamento de Migraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores; de la Dirección Nacional de Asuntos Religiosos; de Caritas Chile; del Instituto Católico del Migrante ; del Servicio Jesuita a Migrantes; y de la Conferencia de Religiosos, CONFERRE.
Los participantes en la reunión – según la nota de la Conferencia Episcopal recibida en la Agencia Fides – han compartido la preocupación de los Obispos por el proceso de regularización de los inmigrantes, así como la necesidad de apoyar a las comunidades a las que llegan grandes flujos de inmigrantes. También se ha destacado la necesidad de una mayor coordinación de los organismos estatales que se ocupan de estos problemas, para facilitar los trámites, así como la necesidad de avanzar en una política migratoria que permita buscar fórmulas para una regularización más rápida.
Preocupa especialmente la situación de los niños desplazados y los que solicitan el estatus de refugiado. En esta realidad, se ha valorado el aporte de la Iglesia en el acompañamiento a los migrantes en las distintas realidades locales del país, y se ha concordado el continuar las conversaciones entre las realidades presentes y convocar nuevos encuentros con otras organizaciones sobre la problemática migratoria actual.
El arzobispo de Concepción, Fernando Chomali, que ha dirigido el encuentro en nombre del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal, ha subrayado que todos los procedimientos deben basarse siempre en la persona. “Recordemos que la persona es el centro de toda acción política, de toda acción social. Creemos que podemos arrojar luz en este ámbito, para que Chile sea un país acogedor, pero también integrador. Porque no basta con acoger, hay que integrar”. Monseñor Chomali ha valorado que en todas las diócesis de Chile exista una pastoral migratoria, “donde se acoge a personas absolutamente desamparadas, sin documentos, sin posibilidad de integrarse a la sociedad”. Hablamos de jóvenes, de ancianos, y sobre todo de niños, y muchos de ellos desgraciadamente no tienen patria, ni partida de nacimiento, y nosotros podemos ofrecer una contribución según el Evangelio, la doctrina social de la Iglesia, porque el Señor nos dice ‘era forastero y me acogisteis’”.
Desde hace algún tiempo, organizaciones e instituciones que trabajan con migrantes y solicitantes de asilo en distintas partes de Chile están llamando la atención sobre las dificultades a las que se enfrentan las personas que llegan al país, así como las comunidades que las acogen. También ha habido manifestaciones de intolerancia y xenofobia. La situación se ha visto agravada por las oleadas masivas de refugiados procedentes de Venezuela y Haití, y por las consecuencias de la pandemia de Covid 19. Según estimaciones del Servicio Nacional de Migración de Chile, al 31 de diciembre de 2021 había un total de 1.482.390 extranjeros, de los cuales los grupos más numerosos eran, por orden, venezolanos, peruanos y haitianos. En cuanto al tamaño de la población inmigrante irregular, el Servicio Jesuita a Migrantes de Chile afirmó que “por su propia naturaleza, es imposible saberlo con certeza”. Chile tiene una población de 19.490.000 habitantes .
Desde abril de 2021, Chile cuenta con una nueva ley de migración, que sustituye a la anterior, que databa de 1975, y que establece un control fronterizo más estricto y acelera las repatriaciones. El 11 de marzo de 2022, Gabriel Boric, de 36 años, ganador de la segunda vuelta del 19 de diciembre de 2021, inició su mandato como Presidente de la República de Chile. En una carta enviada al nuevo Presidente pocas semanas después de su elección, el Instituto Católico Chileno de Migración , había pedido su atención para que se adoptara una actitud transparente hacia los migrantes en Chile, ya que había poca claridad en el proceso de aplicación de la nueva ley .

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *