AMÉRICA/BRASIL – Nuevo ataque a los indígenas en el estado de Maranhão

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

São Benedito – En la madrugada del domingo 19 de marzo, hacia las 4 de la mañana, fue atacada la Comunidad Tradicional Baixão dos Rochas, en São Benedito do Rio Preto, municipio situado a unos 240 kilómetros de São Luís, en el estado de Maranhão. Según la información difundida por la Conferencia Episcopal, unos quince hombres muy armados registraron las casas antes de prenderles fuego. Las familias, con ancianos y niños, se vieron obligadas a abandonar sus tierras durante la noche. Un grupo de ancianos y un niño fueron retenidos como rehenes. Mataron animales y saquearon el almacén de alimentos.
Las 57 familias llevaban más de 80 años viviendo en comunidad en esas tierras, dedicadas a la agricultura familiar y a la minería. También ayer al amanecer, 21 de marzo, se oyeron disparos en la zona y se prendió fuego a maquinaria. Los conflictos comenzaron en 2021, cuando dos empresas relacionadas con la agroindustria empezaron a invadir las tierras y a amenazar a los residentes. Los invasores comenzaron a desbrozar el terreno, sin licencia ambiental, para plantar semillas de soja. Más tarde presentaron una demanda para desalojar a las familias que vivían allí.
La Comisión Episcopal de Pastoral para la Acción Socio-Transformativa de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil y más de 50 organizaciones han firmado una “Nota de Indignación” sobre el ataque. La nota pide a los órganos de justicia del Estado de Maranhão que investiguen el suceso e indiquen soluciones que pongan fin a las violaciones que las comunidades tradicionales sufren con frecuencia en el Estado, garantizando la seguridad de los territorios y de todas las familias que padecen la violencia en el campo.
La nota señala que “la coyuntura nacional de violencia en el campo está históricamente marcada por el acaparamiento de tierras, la desigualdad, la injusticia y la impunidad. Este acto terrorista no es una acción aislada en la región del Bajo Parnaíba, sino una práctica violenta presente en todo el país y particularmente impune en Maranhão, que ataca sistemáticamente a los pueblos indígenas y a las comunidades tradicionales”.
Monseñor José Valdeci dos Santos Mendes, obispo de Brejo y presidente de Cepast-CNBB, se ha reunido el 21 de marzo con el ministro de Derechos Humanos y Ciudadanía, Silvio Luiz de Almeida, a quien ha entregado un informe sobre las violaciones de los derechos humanos de las comunidades tradicionales en Maranhão. “El ‘agribusiness’ avanza, especialmente en el estado de Maranhão, oprimiendo a las comunidades tradicionales que también sufren la ausencia del Estado, además de la concesión de licencias ambientales improcedentes debido a la lentitud de los procesos y a la connivencia del Estado, y todo contribuye a estos ataques a los pueblos de las comunidades tradicionales”, afirma el Obispo en un mensaje de vídeo.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *