AMÉRICA/BRASIL – Después de medio siglo, el Encuentro de Santarém sigue iluminando el camino de la evangelización en la Amazonia

Brasil Catolicismo

Santarem – “Sean valientes y audaces, abriéndose con confianza a la acción de Dios que lo ha creado todo, se ha entregado a nosotros en Jesucristo, y nos inspira por medio del Espíritu a anunciar el Evangelio con nuevo compromiso y a contemplar la belleza de la creación, aún más exuberante en estas tierras amazónicas, donde se experimenta la presencia luminosa del Resucitado”. Esta es la exhortación que el Papa Francisco envió a los participantes del Encuentro de Santarém que se celebra del 6 al 9 de junio en el mismo lugar que acogió a los representantes de las Iglesias amazónicas en 1972. Además de recordar las líneas pastorales trazadas en aquel momento, el evento también se centra en la aplicación de las indicaciones surgidas del Sínodo para la Amazonia.
“El Encuentro de Santarém propuso líneas de evangelización que marcaron la acción misionera de las comunidades amazónicas y que contribuyeron a la formación de una sólida conciencia eclesial – escribe el Papa -. Las intuiciones de esa reunión, subrayó, también sirvieron para iluminar las reflexiones de los padres sinodales, en el reciente Sínodo para la región Panamazónica… De hecho, en las ‘líneas prioritarias’, fruto del citado encuentro, se esbozan los sueños para la Amazonía que fueron reafirmados en el último sínodo. Me regocijo también por el compromiso de las Iglesias particulares de la Amazonía brasileña, a través de sus comunidades, en la realización de las indicaciones de la última Asamblea sinodal, testimoniando al mismo tiempo, a través de la ya arraigada y hermosa tradición de encuentros de las Iglesias locales, la experiencia de la sinodalidad -como expresión de comunión, participación y misión- a la que está llamada toda la Iglesia”.
El IV Encuentro de la Iglesia católica en la Amazonía Legal se celebra en el Seminario San Pío X, en Santarém, y reúne a un centenar de personas, entre cardenales, obispos, sacerdotes, miembros de la vida religiosa, laicos, representantes de los pueblos indígenas y de las comunidades tradicionales. Según el arzobispo de Cuiabá y segundo vicepresidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil , monseñor Mário Antônio da Silva, “con esta celebración, la Iglesia católica pretende comprometerse a caminar juntos, a ser una Iglesia en salida, y a responder a los desafíos de hoy como pastores cercanos al rebaño y desafiados por las periferias existenciales y geográficas”.
El inicio del encuentro ha estado marcado por la celebración de la Eucaristía, presidida por el último obispo ordenado en la Amazonia brasileña, Mons. Raimundo Possidônio Carrera da Mata, obispo coadjutor de la diócesis de Bragança, que ha invocado “la maternal intercesión de María por todos nosotros, por toda la Iglesia de esta Amazonia, donde tantas realidades necesitan aún de la resurrección”. Además ha recordado que “la Cruz para muchos de nuestros hermanos y hermanas sigue siendo una realidad cada día, en cada momento nuestro pueblo camina cargando una Cruz por estos caminos, por estas veredas, por estas tierras, por estas aguas, de una Amazonía que aún necesita completar su redención”. La imagen peregrina de Nuestra Señora de Nazaret, ‘Reina de la Amazonía’, está presente en el encuentro.
Los participantes han sido recibidos por el arzobispo local, monseñor Irineu Roman, y el presidente de la Región Nord2 de la CNBB, monseñor Bernardo Bahlmann, que ha destacado la importancia del encuentro celebrado hace 50 años y del Documento elaborado: “una gran luz para el camino en la Amazonia”. La hermana Maria Inês Vieira Ribeiro, presidenta de la Vida Religiosa Brasileña, ha pedido que se continúe con el proceso de una Iglesia que se presente cada vez más a la manera de Jesús.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *