AMÉRICA/BOLIVIA – “Que el gobierno asuma su responsabilidad y responda con urgencia a las demandas de la población” exigen obispos y laicos

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

La Paz – Un llamado urgente al gobierno para que “asuma sus responsabilidades y busque soluciones a los conflictos que aquejan al pueblo boliviano, restableciendo la paz, la convivencia democrática y dando una respuesta urgente a las demandas del pueblo” ha sido lanzado el pasado 3 de noviembre, por el Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana, Monseñor Giovani Arana, en nombre del
En el comunicado, titulado “Somos bolivianos. Procuremos, por tanto, lo que fomente la paz y la mutua edificación” , los obispos recuerdan “la alarmante escalada de violencia que se está produciendo en el país, donde se está poniendo en riesgo la vida humana con enfrentamientos entre hermanos bolivianos lo que crea resentimientos y odios”. Luego recuerdan las palabras del Papa Francisco en la encíclica “Hermanos todos”, “el amor construye puentes”, y reiteran que la actual violencia que vive el país puede llevar a resultados fatales e irreversibles.
Dado que Bolivia es un estado de derecho – recuerda el comunicado -, “es obligación del Gobierno pre-cautelar los derechos humanos de todos los ciudadanos bolivianos, y también solucionar los problemas sociales, respetando la dignidad de cada boliviano”, además es deber de las autoridades buscar siempre el bien común. “El camino correcto para la solución de los conflictos que afligen a todos es el diálogo, sin dobles intenciones, despojándose de intereses particulares” reiteran los obispos, y en el caso del Censo, “llevado adelante con criterios objetivos de técnicos imparciales”. A las partes en conflicto repiten: “es necesario un diálogo urgente y sin condicionamientos, para que se resuelva con eficacia, prontitud y respeto fraterno las demandas que generan estos conflictos, y vemos tristemente que se van extendiendo peligrosamente a todo el país”.
La región de Santa Cruz, considerada el motor económico de todo el país, lleva 13 días de huelga indefinida en demanda de que el Gobierno realice el Censo de Población en 2023 y no en 2024. El censo debía ser este año, pero el gobierno anunció su aplazamiento a 2024 debido a los problemas causados por la pandemia. Según el Comité Cívico de Santa Cruz, el aplazamiento causa un daño económico a la región y a la representación política en las próximas elecciones . La huelga ha desencadenado una serie de enfrentamientos, incluso violentos, entre los que estaban a favor y los que estaban en contra, que se han extendido a otras ciudades de Bolivia. Los Comités Cívicos de toda Bolivia advirtieron ayer que realizarán un paro nacional a partir del próximo lunes 7 de noviembre si el gobierno de Luis Arce no adelanta el Censo de Población a 2023.
Los efectos de la huelga y de los cortes de carreteras de los manifestantes se hacen sentir ahora, especialmente con la escasez de combustible y alimentos. El gobierno boliviano ha prohibido temporalmente la exportación de seis alimentos básicos por “riesgo de desabastecimiento”. Víctor Hugo Valda Antelo, Delegado Episcopal para la Salud de la Arquidiócesis de Santa Cruz y Director General del Hospital Católico, ha referido que la continuidad de la atención en los hospitales católicos está en alto riesgo por la falta de combustible, que impide el traslado de los pacientes y dificulta al personal médico y de enfermería, que hace todo lo posible para garantizar la atención regular de los enfermos.
También ha lanzado un llamamiento a las autoridades y, en particular, a las personas que impiden que el combustible llegue a los surtidores: “En nombre del Dios de la vida, permitid el suministro de combustible y el paso a través de las barricadas de forma prioritaria e inmediata a las ambulancias y los transportes hospitalarios, ya que son esenciales para seguir salvando vidas”.
El Consejo de Laicos de Bolivia ha publicado un manifiesto en el que denuncia y protesta por los abusos que se están cometiendo en el país, principalmente en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Por ello, insta a los gobernantes “a cambiar de actitud, recordando que fueron elegidos para servir a todo el pueblo boliviano, para asegurar la prosperidad, en paz y armonía, de todos los habitantes”.
Según la información recabada por la Agencia Fides, el Presidente de Bolivia, Luis Arce, publicó ayer un mensaje en las redes sociales en el que declaraba que el diálogo para resolver el conflicto sobre el censo seguía abierto, y anunciaba la creación de una comisión técnica para determinar la fecha definitiva. El gobierno también ha declarado que está de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para evitar más violencia e iniciar el diálogo lo antes posible para alcanzar una fecha acordada para el censo.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *