AMÉRICA/BOLIVIA – En medio de incertidumbres y problemas sin resolver, “el Señor se presenta como esa luz tan necesaria para nuestras vidas”

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Santa Cruz – “Hoy el Señor se presenta como la “Luz del Mundo”, creo que en medio de este ambiente que estamos viviendo, de incertidumbre, especialmente aquí en nuestro país, toda esta semana que se ha visto una incertidumbre, especialmente por la economía. ¿Cómo estamos? No lo sabemos, nos dicen que estamos bien en economía, pero por las calles vemos otra realidad”. Estas son las palabras pronunciadas por Monseñor René Leigue, Arzobispo de Santa Cruz, durante la misa dominical de ayer, 19 de marzo.
El Arzobispo ha citado la protesta de los profesores y los problemas en los centros sanitarios, porque “en medio de todo esto, el Señor se presenta como la luz del mundo… Dios no mira las apariencias, mira el corazón. Nosotros los humanos vemos las apariencias de las personas, pero no vemos más allá, no vemos la profundidad de la persona”.
En estos días ha habido reuniones de políticos, para analizar la realidad. Pero “en vez de buscar el futuro, de ver la realidad para buscar una solución, se concentran solamente en mirarse ellos mismos. Es ahí donde uno dice: hay que ver más allá de las apariencias, hay que mirar lo que realmente se necesita, lo que la persona está viviendo y eso parece que es lo que falta”.
En cuanto a la propuesta de conceder una prima a las personas mayores, el Arzobispo comenta: “más que pensar en un bono, creo que lo que la gente necesita es un trabajo estable, porque cuando hay un bono solamente se puede vivir en un mes y se acabó. Un trabajo estable dura y hay una esperanza de que cada mes se va a recibir algo y va a tener comida”.
Monseñor Leigue señala que esta situación se ha perdido desde hace mucho tiempo y que hay muchas cuestiones importantes que esperan ser resueltas. Las autoridades, el gobierno nacional, el gobierno local, dicen que la sanidad y la educación son las cuestiones más importantes, “pero ¿Se le da la importancia que necesita?” se pregunta el Arzobispo, citando la situación en el hospital oncológico, donde los padres sufren estos días, porque no hay nadie que se ocupe de ellos, faltan remedios, faltan profesionales médicos… “En todas estas cosas que estamos viviendo – continúa el arzobispo -, es ahí donde el Señor se presenta hoy como la luz, creo que necesitamos nosotros hoy en día una luz que nos pueda guiar hacia el bien. Una luz que nos pueda iluminar el camino que podemos recorrer. Hoy en día no se sabe para dónde ir y hoy el Señor se presenta como esa luz que es tan necesaria e importante en nuestra vida”.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *