AMÉRICA/ARGENTINA – Así como hemos estado unidos en la alegría deportiva, también afrontamos juntos los distintos problemas de la sociedad

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Buenos Aires – “Anhelamos para el año que comienza que podamos renovar las actitudes y las disposiciones para la convivencia democrática, dejando de lado todo lo que acreciente las divisiones, ponga en riesgo la institucionalidad y postergue la discusión de los temas urgentes en relación con la pobreza, la deuda social, la educación y el crecimiento del país”: Este es el deseo formulado por los Obispos argentinos, a través de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal, en el mensaje titulado “2023: Un nosotros que nos incluya y hermane a todos”.
Los obispos argentinos citan el Mensaje del Papa Francisco para la próximo Jornada Mundial de la Paz que se celebra cada 1° de enero, invitando a todos a comprometerse con la sociedad y el planeta, “creando las bases para un mundo más justo y pacífico, que se involucre con seriedad en la búsqueda de un bien que sea verdaderamente común”, . A continuación, recuerdan las celebraciones por el triunfo deportivo de la selección nacional de fútbol, cuando los argentinos han podido “postergar diferencias y superar divisiones en la experiencia emocionante de una alegría común”. Inspirándose en estas actitudes, los Obispos esperan que en el nuevo año que está a punto de comenzar se renueven tales disposiciones para resolver juntos los diversos problemas que afligen a la sociedad con el bien común como único objetivo.
“Es imprescindible superar la desmesura que nos lleva a agredir y descalificar a quienes no piensan como nosotros – exhorta el mensaje -. La crisis que vivimos exige para este nuevo año 2023, no pensar solo en preservar los intereses personales, partidarios y electorales, sino buscar decididamente, en el máximo respeto a la Constitución Nacional, aquellos consensos básicos que aseguren el compromiso para superar los urgentes problemas del país”. Por último, los Obispos invocan del Niño Jesús, nacido en la humildad del pesebre, la ayuda necesaria para “vivir el Espíritu de la Navidad que resuena en nuestro corazón y traiga la paz para este año nuevo que vamos a celebrar”.
Argentina vive desde hace tiempo una crisis económica, política y social: la inflación, cercana ya al 100%, genera pobreza y un número creciente de personas que tienen que recurrir a comedores sociales, ancianos que no tienen lo mínimo ni para medicarse, familias cuyos ingresos son insuficientes para cubrir las necesidades básicas. La sociedad y los políticos están divididos y enfrentados: la brecha entre ricos y pobres se ensancha y el número de los que sufren esta crisis aumenta, mientras que los partidos son incapaces de dialogar y buscar soluciones realistas.
El informe anual sobre la pobreza editado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina , presentado a principios de diciembre, señala que el 32,7% de las familias y el 43,1% de las personas en Argentina se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, lo que supone un aumento respecto a los doce meses anteriores. El informe subraya que el país, pese a vivir una fase post-pandémica, no consigue recuperarse; de hecho, en las ciudades y áreas metropolitanas las cifras de pobreza van en aumento. En 2022, las familias y la población de la Argentina urbana no observaron mejoras significativas en el acceso “al bienestar” ni siquiera en comparación con 2010, año del primer informe anual, considerando la evolución del acceso a la alimentación, la salud, los servicios básicos, la educación, la atención sanitaria.
La tasa de empleo en 2022 es del 64,3%, en un contexto de pobreza generalizada, el 23% tiene un empleo temporal y cerca del 50% de la población activa no tiene un empleo con plenos derechos laborales.
En las próximas elecciones presidenciales de Argentina, previstas para el 29 de octubre de 2023, competirán nueve candidatos de dos bloques enfrentados, entre ellos dos ex presidentes: Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri , así como el actual presidente, Alberto Fernández.

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *