ÁFRICA/RD. CONGO – En Kivu Norte la guerra en el terreno va acompañada de una guerra mediática.

Catolicismo Innovación y Emprendimiento

Kinshasa – “Por lo que sabemos, la ofensiva rebelde hacia Goma continúa. El M23 está ahora a 35 km de la capital de Kivu del Norte” dice a la Agencia Fides Pierre Kabeza, antiguo sindicalista defensor de los derechos de los niños congoleños, ex presidente de las asociaciones de jóvenes de la región de Kivu del Sur, al este del país.
Todo ello a pesar de que el ejército congoleño había declarado que había rechazado la ofensiva de la guerrilla del M23 hacia la ciudad de Sake . Según fuentes periodísticas, que afirman que han acompañado a los militares congoleños a Sake, parece ser que la calma ha vuelto después de que parte de la población huyera cuando se anunció el avance rebelde. Pero “ ayer me llegaron vídeos de civiles huyendo de Seke, en su mayoría mujeres y niños”, confirma Pierre Kabeza.
Radio Okapi, vinculada a la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en el Congo , informa de las declaraciones de un habitante notable de la zona de Bambo que acusa al M23 de graves actos de violencia cometidos contra civiles. La población está huyendo en masa a Kibirizi, Kirima, Bambo y otros lugares. Atestiguan que el grupo rebelde comete ejecuciones, atrocidades contra la población civil en esta zona. Añaden que el M23 mata a civiles indicando que pertenecen a grupos armados cuando son civiles que han ido a recoger sus productos agrícolas.
Las acciones en el terreno de las partes enfrentadas van acompañadas de una verdadera guerra mediática, que siempre está presente incluso en un conflicto “olvidado” como el congoleño. Un misionero con amplia experiencia en la RDC hace un llamamiento a la prudencia. “Debemos ser prudentes”, dice a la Agencia Fides el padre Loris Cattani, javeriano. “Como en todas las guerras, también en la de Kivu Norte hay acciones de propaganda y formas de guerra mediática por parte de los distintos beligerantes” recuerda. “Un ejemplo – prosigue el misionero – son los rumores y vídeos que dan fe de la presencia de mercenarios rusos luchando junto al ejército congoleño. Una presencia que nunca ha sido confirmada, a menos que no se confundan como combatientes de la Wagner a los técnicos y pilotos de aviones y helicópteros que desde hace tiempo manejan los aeromóviles de las fuerzas armadas congoleñas y probablemente también de la MONUSCO.
En cuanto a las reivindicaciones del ejército congoleño más allá del hecho concreto es necesario tranquilizar a la población, especialmente en Goma donde en los últimos días se han producido protestas contra los cascos azules de MONUSCO y los soldados de la recién formada fuerza de África Oriental .

Advertisements

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *