Aberrante sentencia | Por Juan Pablo García

Actualidad Política Venezuela
El régimen criminal continúa violando los DDHH, continúa cometiendo delitos de lesa humanidad y lo seguirá haciendo, su desmedida criminalidad se ve ratificada con la aberrante sentencia del martes primero de agosto dictada por el usurpado «tribunal 2do de juicio» del Área Metropolitana con competencia en terrorismo cuyo titular es el «juez» usurpador Grendy Duque, quien condenó a 16 años de prisión a los ciudadanos Alcides Bracho, Alonso Meléndez, Emilio Negrín, Gabriel Blanco, Néstor Astudillo y Reynaldo Cortes, quienes están lejos, muy lejos de ser criminales, son unos trabajadores honestos, de manera que dicha condena es totalmente injusta, cruel e inhuma.
A los prenombrados se les condena simplemente por defender sus derechos, por denunciar los atropellos del régimen a la clase trabajadora, por reclamar salarios dignos, ya que los salarios son miserables, son salarios de hambre, pero sobre todo su condena es porque dichos ciudadanos luchan por la libertad.
En Venezuela, reclamar, disentir, defender los derechos es considerado un delito grave, pero en cambio el robo que el régimen ha hecho del herario público en estos 23 años en el poder por más de 700 mil millones de dólares no constituye delito alguno y quiénes deben actuar ante semejante robo a la nación hacen caso omiso pues ellos forman parte del clan criminal y la justicia es un instrumento cuyo único fin es preservar el poder de los depredadores de la nación.
Además, de ser también utilizada como mecanismo para neutralizar todo aquel que enfrente al régimen. Uno de los ejemplos más reciente es el robo que realizó Tareck El Aissami, se llevó 23 mil millones de dólares, pero para ellos eso no existe, solo encarcelan, persiguen y hasta asesinan a quienes reclaman sus derechos y se oponen a sus aberraciones.
Rechazamos, repudiamos y condenamos tan aberrante sentencia, pero también es propicia la ocasión para recordar a este conglomerado criminal de «jueces y fiscales» usurpadores, cómplices de todo este desastre, que en Venezuela no existe la obediencia debida, que el poder no es eterno, y más temprano que tarde tendrán que responder por sus actos criminales.
Todos sabemos que en Venezuela no existe justicia, el sistema de justicia es un apéndice total del régimen, el llamado entonces es a la la comunidad internacional y a los organismos internacionales como la OIT, ONU, sistema interamericano, OEA, a los fines de que se activen todos los mecanismos necesarios para poner un freno a estos criminales. Y también a la CPI le solicitamos con mucho respeto celeridad en el proceso que lleva a cabo contra el régimen y así dictar sentencia lo más rápido posible, ante tantos hechos abominables, cometidos por Maduro y su pandilla.
La ejecución de estos actos lo que persigue es amedrentarnos, meternos miedo, es el terrorismo de Estado en plena acción, para mantener a los venezolanos sumisos y asi facilitar su permanencia en el poder, pues se equivocan, porque los venezolanos de bien, los trabajadores, los luchadores sociales estamos cansados de tanto atropellos, represión, persecución, desapariciones, destierros, encarcelamientos y asesinatos simplemente por disentir reclamar nuestros derechos, no nos resignamos a vivir en tirania, no, no y no , hoy más que nunca seguiremos luchando hasta conseguir la democracia, la libertad, la justicia.
Están asustados, saben que el final está cerca, esos los aterra y hace que se intensifiquen sus actos aberrantes, pero a mayor opresión mayor será la resistencia. Que nadie nos saque del camino hacia la libertad, ahora más que nunca sigamos haciendo lo que tenemos que hacer, esto tiene que acabar ya, y por eso vamos hasta el final.
Todo esto nos da mucha más fuerza para acudir a las elecciones primarias a celebrarse este 22 de octubre donde estaremos eligiendo el nuevo liderazgo, el candidato presidencial que junto a todos los venezolanos dentro y fuera del país nos llevará a construir la fuerza necesaria para alcanzar el objetivo inmediato que es la libertad, hagamos entonces del 2024 el año de la elección de verdad, el año de la libertad, de la justicia, el año en que los venezolanos regresaremos a Venezuela para hacer de nuestro país, el país «Tierra de Gracia».

Juan Pablo García, dirigente nacional de Vente Venezuela

@JuanPabloGVe

La entrada Aberrante sentencia | Por Juan Pablo García aparece primero en Vente Venezuela.

Advertisements